Necrológicas
  • Angela Irlanda Navarro Arteaga

Dos aviones Twin Otter de la Fach apoyan tareas en la Estación Polar del glaciar Unión

Por La Prensa Austral Miércoles 1 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
132
Visitas

Desde hace unos días y tras dos años de inactividad se reabrió por quinta oportunidad la Estación Polar Conjunta de Chile en el glaciar Unión, a unos tres mil kilómetros al sur de Punta Arenas y a unos mil kilómetros del Polo Sur en el Círculo Polar Antártico.

Para concretar la reapertura de la estación de temporada, hasta mediados de este mes, dos aviones Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile ya han realizado cuatro operaciones o vuelos desde el continente a la explanada de hielo cercana a los montes Ellsworth. Así han podido trasladarse 34 personas, principalmente personal del Ejército, Armada y Fach para apoyar el trabajo de investigadores al amparo del Programa de Ciencias del Instituto Antártico Chileno.

Las aeronaves C-130, de dotación del Grupo de Aviación N°10, de la II Brigada Aérea, vuelan cerca de seis horas desde Punta Arenas al glaciar Unión anevizando sobre una pista de hielo de 3 mil metros de longitud. Tras la descarga y repostaje de combustible los aviones de carga y transporte de personal inician el regreso a la base aérea Chabunco de la IVa Brigada Aérea de nuestra ciudad.

En el glaciar Unión están operando dos aviones DHC-6 Twin Otter, medios de transporte liviano que recorrieron 1.238 kilómetros desde Punta Arenas a la base antártica Frei Montalva en la isla Rey Jorge y luego volaron hasta la isla Adelaida para cubrir 777 kilómetros y anevizar en la base inglesa Rothera. Posteriormente cubrieron otros 1.425 kilómetros para llegar hasta el glaciar Unión.

Desde la Fach se destacó que estos aviones de transporte de carga liviana apoyan el traslado de los investigadores científicos y su respectivo equipamiento a las zonas de expediciones. Además, sus tripulaciones están en alerta en caso de ser requerida una evacuación aeromédica.

Proceso de reapertura

Para esta quinta reapertura se ha requerido que se empleen al máximo las capacidades de las tres instituciones armadas, incluyendo tripulaciones aéreas, mecánicos, aeronaves y una Unidad de Exploración Terrestre Antártica (Ueta). 

Esta misión considera tres etapas: despliegue, activación, y repliegue. La primera consistió en el traslado de la dotación, el despliegue logístico, la instalación de las bases en el sector y la apertura del campamento que incluyó desenterrar el domo central. En tanto, la segunda etapa de activación, se concretó el día viernes 26 de noviembre, con el arribo al lugar de material logístico y de los científicos de Instituto Antártico Chileno.

Se resaltó que la misión asignada a la Fach es ejercer el mando y las coordinaciones necesarias para activar y operar la Estación Polar Científica Conjunta, así como también trasladar al personal de Ejército, Armada, Fuerza Aérea, Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y de científicos del Inach, quienes realizarán las investigaciones en el sector, como también la de integrar con personal especialista la dotación que activó la estación.

Los cuatro vuelos de los aviones Hércules C-130 H, representan 48 horas de vuelo, han transportado 34 personas y un total de 17.108 kilos de carga. Cada una de estas operaciones, considera la participación de dos aeronaves de transporte pesado. Los aviones DHC-6 Twin Otter, han recorrido hasta la fecha más de 3.500 kilómetros, empleando para ello, cerca de 35 horas de vuelo. 

El comandante en jefe de la IVª Brigada Aérea, general de brigada aérea Miguel Stange Muñoz destacó que “la Fach cumple la misión fundamental de mantener una conectividad aérea permanente con glaciar Unión, asegurando la supervivencia de la dotación conjunta y brindando el apoyo operacional y logístico que sustenta el funcionamiento de la Estación Polar, acción que contribuye a potenciar la presencia nacional en territorio antártico y al desarrollo de ciencia avanzada en la profundidad de dicho continente”.

Se destacó también que esta nueva operación aérea antártica, por parte de la Fuerza Aérea de Chile, es uno de los hitos más importantes a nivel nacional, ya que permite la apertura de espacios para el desarrollo de ciencia antártica y a la vez demuestra el nivel de entrenamiento de las tripulaciones aéreas y las excelentes capacidades de los medios aéreos polivalentes de la institución.