Necrológicas

Impacto en la comunidad del Instituto Sagrada Familia por fallecimiento de sor Paola Aspelgreen

Por La Prensa Austral Jueves 9 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
760
Visitas

En la noche del martes, previo a la celebración del Día de la Inmaculada Concepción de María, la comunidad de las Hijas de María Auxiliadora recibió la triste noticia del fallecimiento de sor Paola Aspelgreen, de apenas 46 años. La información conmocionó, especialmente, a la comunidad educativa del Instituto Sagrada Familia (Insafa), a la que pertenecía desde hace seis años. También en el Liceo María Auxiliadora, desde donde egresó en 1992.

La religiosa padecía una leucemia, la que fue diagnosticada en julio de 2020 y pese a que tuvo una favorable recuperación, en noviembre del año pasado, la enfermedad regresó en julio de este año, esta vez en forma definitiva, hasta concluir con su fallecimiento, en Santiago, donde se encontraba bajo tratamiento. Pese a ello, en todo momento se encomendó tanto a Dios como a Laura Vicuña. Precisamente en la gruta de la beata, ubicada en calle Croacia, se reunieron cerca de cincuenta personas, entre estudiantes, ex alumnas, docentes, funcionarios, asistentes y todos quienes conocieron a sor Paola, para recordarla y rezar por su alma, actividad que fue encabezada por sor María Victoria González.

Fue recordada como una mujer que siempre animó y acompañó a las niñas y jóvenes, con una alegría desbordante y un histrionismo único. Entre sus cualidades, destacaron que fue una líder salesiana, humilde, cercana a su gente, solidaria, inteligente y con una enorme vocación de servicio.

Nacida en Puerto Natales, el 5 de marzo de 1975, Paola Lorena Aspelgreen Sánchez vivió desde pequeña la formación salesiana, gracias a sus padres. Cursó la enseñanza básica en el Liceo María Mazzarello de su ciudad natal y la enseñanza media en el Liceo María Auxiliadora, donde surgió su vocación religiosa.

En una entrevista con el Boletín Salesiano, realizada en mayo de este año, había expresado, al ser diagnosticada su enfermedad, que “nunca me sentí abatida, me confié a Dios; si ese era mi momento, sentía que estaba feliz. Había vivido mi vida a concho con los jóvenes”. Por eso, su devoción a Laura Vicuña, con quien tenía “una sintonía desde niña. Mi mamá me regaló un libro de ella, a los cinco años, que se llama ‘Por ti, mamá’. Me encantó la vida de Laurita, cómo colocó su confianza en Dios y sintió a la Virgen como una madre”.

En ese momento, con la leucemia controlada, Aspelgreen reconoció que “jamás me he rebelado contra esta enfermedad, aprendí a aceptarla como compañera de camino. Esto me permitió sanar y volver a vivir con más gozo, hasta cuando Dios quiera”.

Tras el encuentro en la gruta de Laura Vicuña, se informó que los restos mortales de sor Paola Aspelgreen llegarán hoy, cerca de las 18 horas, a Punta Arenas, para ser velada hasta las 22 horas, en la capilla del Liceo María Auxiliadora, en Avenida Colón. Mañana, desde las 14,30 horas, se oficiará el responso previo al funeral, que se realizará en el Cementerio Municipal.