Necrológicas
  • Angela Irlanda Navarro Arteaga

Senador Manuel José Ossandón: “Tanto Boric como Kast son dos personas honestas”

Por La Prensa Austral Viernes 17 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
356
Visitas

Ni buenos ni malos, ni de extrema izquierda ni de derecha. Los conceptos los plantea el senador (RN) Manuel José Ossandón, quien llegó en corta visita a Punta Arenas con dos objetivos puntuales: manifestar su apoyo al candidato presidencial José Antonio Kast y hacer extensivo su respaldo al electo senador Alejandro Kusanovic. 

Su mirada hacia Magallanes no es antojadiza. Confiesa que la región siempre está en su radar “porque considero que Arica y Punta Arenas son geopolíticamente fundamentales para el futuro de Chile”. De hecho, Ossandón es el único senador de la Región Metropolitana que integra la comisión de Zonas Extremas.

Respecto de su apoyo al electo Kusanovic, señala que era importante conversar con él y hacerle presente su disposición a acompañarlo en lo que será su tarea en el Congreso, “porque no es un trabajo fácil. El va a llegar de una pega distinta, y con un discurso distinto pero muy parecido al mío”.

El legislador y ex alcalde de Pirque y Puente Alto, luego centra sus palabras en la “opción Kast” como candidato a La Moneda. Dice que su apoyo tiene que ver con el conocimiento personal que tiene con el líder republicano, de hace más de 4 décadas, y en las conversaciones que han sostenido acerca del Chile del futuro. “Conozco a Kast desde la juventud, luego uno de mis hijos pololeó con su hija. Siempre he dicho que es una buena persona, bien intencionada, pero también reconozco que tenemos algunas diferencias. Por eso hemos conversado y le he podido plantear cómo veo al país. Estamos de acuerdo en muchas cosas, principalmente en lo que tiene que ver con la parte social”.

Pese a ser su opción, Ossandón sostiene que hoy los chilenos tienen la gran posibilidad de reafirmar lo ocurrido en las pasadas elecciones, “donde quedó demostrado que este país es más moderado de lo que parece. Tanto Boric como Kast son dos personas honestas, no creo que Gabriel sea una mala persona como lo apuntan muchos, tampoco comparto el que le digan fascista a José Antonio. Hay que entender que los dos hablaron, en su momento, a sus nichos, pero que han ido moderando sus discursos porque hoy le hablan a todo Chile. Y en eso, quien sea capaz de dar certeza de gobernar y recuperar la paz, el orden y hacer los cambios, va a ganar”.

De buenos y malos

Para el senador uno de los grandes pecados ha sido satanizar el escenario político, buscando polarizar diciendo que “aquí hay buenos y malos. Esa polarización le hace muy mal a un Chile que demostró ser más moderado de lo que se pensaba. En medio de eso apareció un candidato que ofrecía seguridad y orden, y otro que hablaba de cambios, pero los propios chilenos demostraron que no puede haber cambios sin orden ni orden sin cambios. Y esos cambios, no caen del cielo, no caen de un Estado todopoderoso”.

– ¿Cuál es el talón de Aquiles que ve en Gabriel Boric?

– “Es la falta de experiencia para administrar, algo que no es menor. No lo digo que no lo pueda hacer, pero enfrentar situaciones que muchas veces pueden ser límites, como un terremoto por ejemplo, requiere de un cierto grado de experiencia para alinear y converger a las Fuerzas Armadas, a las fuerzas de orden y seguridad y a la sociedad civil. El otro talón de Aquiles es que tiene a su lado al Partido Comunista, y no es una opinión en contra de ellos, es en contra de una ideología que por un lado aparece como gran defensora de los derechos humanos y en otras ocasiones como los gringos, como en el caso de Nicaragua”.

– ¿A su juicio cuáles son los desafíos que tendrá que asumir el futuro Presidente, más allá de lo económico?

– “La delincuencia en la Región Metropolitana, el tema se ha ido de las manos, y la gente está
desesperada. Hay temor de salir de las casas después de las 7 de la tarde porque pueden sufrir portonazos o ser víctimas de una bala loca”.

– En su opinión, ¿qué pasó, si se toma en cuenta que la lucha contra la delincuencia fue una de las principales promesas de los gobiernos de Sebastián Piñera?

– “Pasó que nunca se reconoció la importancia de modernizar las policías. No es cuestión de reformarlas, sino de entregarles las herramientas necesarias, de dotarlas de las tecnologías que hoy se necesitan. También el asumir un tema fundamental: la inteligencia. Por ejemplo, con Kast conversamos del rol importante que cumple Gendarmería, porque ellos trabajan con los presos y sus familias, y hoy al interior de las cárceles se vive como en las calles, con códigos, con mozos, con celulares. El robo del siglo se descubrió porque un reo en Iquique habló; un robo de carne que venía de Paraguay se planeó al interior de una cárcel y terminó hasta con un asado. Parece un chiste, pero es la realidad. Entonces la inteligencia tiene que ser obligatoria, de tal forma que las Fuerzas Armadas y Gendarmería trabajen en conjunto para enfrentar con una nueva estrategia el crimen organizado. Para eso se necesita un Presidente con pantalones, que sea capaz de apoyar a Carabineros y las policías, lo que no significa que existan protocolos que velen por el respeto a los derechos humanos o por la seguridad en las calles”.