Necrológicas
  • Pascual Ruiz Vargas
  • Luis Pérez Tapia
  • Elena Oval
Uno de los abusados era su hija adoptiva

Sacerdote ortodoxo ruso fue condenado a 21 años de cárcel por abuso de menores

Por La Prensa Austral Sábado 25 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
148
Visitas

Durante años, el religioso fue considerado como el cabeza de la familia más
numerosa en el país, por lo que recibió una distinción gubernamental.

1999

a 2019 fue el largo periodo en que Nikolai Stremski cometió los delitos sexuales

La justicia rusa condenó este viernes a 21 años de cárcel a un pope ortodoxo de la región de Oremburgo por delitos de abusos sexuales a menores.

La sesión judicial se llevó a cabo a puerta cerrada, precisó la agencia de noticias Tass.

El condenado, Nikolai
Stremski, de 57 años, fue hallado responsable de graves abusos contra once menores que fueron cometidos entre 1999 y 2019, año en el que el religioso fue detenido.

“La Corte confirma la sentencia del Tribunal del Distrito de Leninsky y rechaza el recurso presentado por la defensa”, dijo un juez, según Tass.

Los abogados defensores de Nikolai Stremski, rector del Convento de la Santísima Trinidad de Oremburgo, presentaron anteriormente un recurso contra la sentencia del Tribunal de Distrito de Leninsky dictada el 25 de septiembre. El abogado Yuri Omelichkin dijo a los periodistas que Stremski necesitaba tratamiento médico debido a su mal estado de salud. “La defensa cree que será imposible proporcionarle un tratamiento médico adecuado en un centro de detención preventiva”, señaló el abogado, de acuerdo a Tass.

Además de abusos sexuales al sacerdote se le incriminó el maltrato de varios de los 70 niños que estaban bajo su custodia.

El religioso había adoptado a algunos de los niños y abusó de una de sus hijas adoptivas, según la investigación.

El propio sacerdote se negó a reconocer su culpa y calificó las acusaciones de calumnias.

La Iglesia Ortodoxa rusa lo apartó de sus funciones clericales tras conocerse las primeras acusaciones.

Durante años, el religioso fue considerado como el cabeza de la familia más numerosa en el país, por lo que recibió una distinción gubernamental.