Necrológicas
  • Angela Irlanda Navarro Arteaga

Hallan en Francia una nueva variante del coronavirus con 46 mutaciones

Por La Prensa Austral Miércoles 5 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
178
Visitas

Denominada como B.1.640.2, fue detectada en Marsella a partir
de una persona que viajó desde Camerún en diciembre.

Omicron, o B.1.1.529, lleva alrededor de 50 mutaciones y parece ser mejor para infectar a personas que ya tienen un nivel de inmunidad. Pero un creciente cuerpo de investigación demuestra que también es mucho menos probable que desencadene una enfermedad grave

Después de las variantes del coronavirus más contagiosas Delta y Omicron surgidas en 2021, este nuevo año parece traer una nueva cepa también con muchas mutaciones en su genética respecto al virus original nacido en Wuhan, China a fines de 2019.

La nueva variante denominada B.1.640.2 fue identificada en Marsella, al sur de Francia, el 10 de diciembre, según detectaron un grupo de científicos pertenecientes al Centro Mediterráneo de Infecciones (IHU) francés. Los especialistas anunciaron la identificación de una nueva cepa en pacientes procedentes de la comuna de Forcalquier en el departamento de los Alpes de Alta Provenza.

Un artículo preimpreso, escrito por los expertos de un programa respaldado por el Gobierno francés y que debe ser revisado por pares, estima que la nueva variante contiene 46 mutaciones y 37 deleciones (una deleción es un tipo de mutación genética en la cual se pierde material genético, desde un solo par de nucleótidos de ADN hasta todo un fragmento de cromosoma). De momento, no se detalla cuál es la transmisibilidad de la nueva variante y si es más letal o contagiosa.

El profesor Philippe Colson, que dirige la unidad que descubrió la cepa, dijo: “De hecho, tenemos varios casos de esta nueva variante en el área geográfica de Marsella. La llamamos variante IHU. Se acaban de enviar dos nuevos genomas identificados”. La variante del coronavirus aún no se ha detectado en otros países ni se ha etiquetado como una variante, aunque ahora está siendo investigada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las pruebas muestran que la cepa porta la mutación E484K que se cree que la hace más resistente a las vacunas. También tiene la mutación N501Y, que se vio por primera vez en la variante Alpha, que los expertos creen que puede hacerla más transmisible.

“La nueva variante B.1.640.2 es un sublinaje de B.1.640 que había sido detectada ya a lo largo de 2021 en abril en Francia, en agosto en Indonesia, unas detecciones en septiembre en Congo y otras en octubre también en Francia. Nunca tuvo una amplia expansión o dispersión. Y la razón por la que ahora estamos hablando de esta ´nueva variante´ es por un estudio pre impreso, aún no revisado por pares que se ha publicado esta semana, liderado por el investigador francés Didier Raoult que es un eminente virólogo que había logrado fama mundial por haber sido un defensor acérrimo de la hidroxicloroquina y publicado trabajos sobre el tema, que luego debieron ser retirados y de los cuales se tuvo que retractar por las metodologías y análisis de datos”, explicó a Infobae el doctor Humberto Debat, virólogo e investigador del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria en Córdoba y miembro del consorcio PAIS de genómica de SARS-CoV-2 en Argentina

“Recordemos que hay únicamente 5 variantes de preocupación clasificadas por la OMS: Alpha, Beta, Gamma, Delta y Omicron. Hay dos variante de Interés que son Mu y Lambda y hay una tercera categorías de variantes que son observadas permanentemente que son variantes en monitoreo. Dentro de ellas hay cinco, de las cuales una es esta nueva detectada”, aclaró Debat.

Omicron, o B.1.1.529, lleva alrededor de 50 mutaciones y parece ser mejor para infectar a personas que ya tienen un nivel de inmunidad. Pero un creciente cuerpo de investigación demuestra que también es mucho menos probable que desencadene una enfermedad grave.