Necrológicas
  • Luisa Peña Zambrano
  • Hernán Guajardo
  • Orlando Estefó Cárcamo
  • Hernán Guajardo Valderas

Dirigente del Club Catef denunció ante el tribunal intento de apropiación de sede

Por La Prensa Austral Martes 11 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
332
Visitas

E

l intento de apropiación por vía de solicitud ante Bienes Nacionales de la casa sede del Club Social, Cultural y Deportivo Catef de Porvenir denunció ante la Justicia el último presidente vigente de esa institución, Juan Carlos Kalazich Santana, por parte del concesionario, Juan Carlos Oyarzún Cano, a quien se le había entregado hace ya décadas la cesión del inmueble a título gratuito, para que funcione en el edificio -separado de las oficinas del club- su conocido restaurante Catef.

“En junio del año pasado, cuando comenzó la pandemia, me encuentro con la sorpresa que hay una carta de petición a la Seremi de Bienes Nacionales por parte del concesionario, Juan Carlos Oyarzún Cano, de nuestra sede, porque a su parecer era un sitio eriazo, no tenía dominio, no había antecedentes, estaba botada, no existían dirigentes, ni socios, ¡nada!. O sea, lo peor de lo peor para él era Catef, donde siempre desarrolló su negocio”, sintetizó Kalazich.

Todo -añadió- pese a que tiene un contrato vigente con el club, que el mismo concesionario ha renovado todos los años, que le permite tener su patente de restaurante. “Fuera de ser contradictoria la cosa, quiero hacer público a la comunidad, que no es posible que una persona se quiera adueñar de la casa de una institución que prácticamente pertenece al 80 por ciento del pueblo, porque toda esa gente que trabajaba en el frigorífico aportaba al Catef, o están sus hijos o nietos”.

“Y el club deportivo, social y cultural tiene dominio, inscripción, sus papeles están al día, no le debe un peso a nadie, hace 2 años hemos vuelto a la actividad, estamos en la competencia oficial del básquetbol, hace días salimos campeones. Por eso me llena de tristeza que un caballero al que se le dio todo, y yo lo tomo en forma muy personal, porque se decía amigo y que nunca iba a traicionar al Club Catef, porque le ha dado mucho a él y su familia, y todo lo que está haciendo en el norte es gracias a nuestra sede, sea un sinvergüenza. Eso me duele”, confesó el dirigente deportivo.

“Una puñalada
por la espalda”

Dijo que con su acción Oyarzún demostró quién en realidad es. “Le dio un poder a su hija y formó una trama familiar para quedarse con una institución de Porvenir. No sé cómo puede ser tan deshonesto con la muy buena jubilación que tiene como militar en retiro, y que desprestigia a sus demás pares que están en nuestra ciudad y que quieren a su pueblo. Me duele en el alma esta puñalada por la espalda, ¡si en más de una oportunidad hasta me enojé con algunos socios que hablaban mal de él!”, exclamó Kalazich.

Acentuó que el término “sinvergüenza” lo dice bajo su responsabilidad, porque el aún concesionario se aprovechó de la confianza dada por la directiva que preside, pese a todo el bien que se hizo a su favor. “Puse abogado y defenderé esta causa hasta las últimas consecuencias y el día 28 tenemos comparendo en el Juzgado de Letras de Porvenir, donde hay que aclarar estos antecedentes porque Bienes Nacionales ya no dio lugar a su petición”.

Anuncia
caravana pública

“Pero antes, el lunes 17, voy a hacer una caravana donde los socios, jugadores y simpatizantes se manifiesten en apoyo al Club Catef de Porvenir, ya que no queremos que un sinvergüenza y aprovechador se quede con la casa de una institución de prestigio en nuestra comuna”, finalizó el presidente de Catef.

 

Kalazich acusa
intervención de
“manos negras”
en el caso Catef

Si la Justicia aplica correctamente, Juan Carlos Kalazich cree que el tribunal fueguino fallará a favor del Club Catef, aunque da un dato adicional al intento de apropiación: “No estoy hablando de los jueces, pero sé que se tramó algo y que hay ‘manos negras’ en esta situación, que nos llevaron a esta causa. Pero, se va a dar a conocer, porque siempre digo que ‘más fácil cae un mentiroso que un cojo’. Y si nos va mal, voy a ir hasta la Corte de Apelaciones, a donde sea, porque este intento lo tomé en forma personal, porque no acepto que nadie se ría de mi pueblo de Porvenir”.

Concesionario

se excusa

Consultado por el tema el concesionario del Club Catef, empresario gastronómico Juan Carlos Oyarzún Cano, se excusó de ofrecer su versión sobre la denuncia de Kalazich. “Yo no tengo ninguna versión, ni nada que hablar. Si él (Kalazich) quiere sacar algo, que lo saque, pero la Justicia se hará cargo, yo no. Yo espero que el abogado haga su pega, yo con nadie converso, ¡gracias!, cada profesional sabe lo que hace”, cerró.

Respecto a su solicitud para obtener la propiedad de la casa sede de Catef, según el expediente 114894 del Ministerio de Bienes Nacionales emitido en Santiago el 7 de junio de 2021, reza que “no ha lugar a recurso jerárquico interpuesto por don Juan Carlos Oyarzún Cano, en contra de resolución que indica” (resolución exenta N°E-23540).

 

Catef, una rica historia de triunfos deportivos

 

El Club Social, Cultural y Deportivo Catef se formó en el año 1973, derivado del entonces Frigorífico Sacor, cuyos trabajadores tenían una serie de beneficios, entre ellos, integrar la entidad deportiva. Posteriormente pasó a Corfo, recuerda el actual presidente, Juan Carlos Kalazich, hasta que la empresa se traspasó a la Cooperativa Agrícola de Tierra del Fuego (Catef), de donde quedó el nombre, aún cuando la planta faenadora de carnes la tuvo un tiempo la firma Plambek.

En los años 80, el club compró la propiedad de calle Padre Mario Zavattaro esquina Dublé Almeyda a la familia Cattaneo, inmueble que fue inscrito en 1984 como sede del Club Catef. En su vida deportiva, el Catef tiene varios títulos en el fútbol, básquetbol y atletismo en Porvenir  y en Punta Arenas, entre ellos 7 años campeones invictos del baloncesto local, incluso en partidos amistosos.

Asimismo, cuenta con connotados socios y directivos, entre ellos el presidente fundador, Jorge Sánchez Cvitanic, por entonces administrador del frigorífico de Porvenir, y el destacado deportista Julio Hernández. Cuando el deporte isleño dejó de tener la relevancia de antaño, el club entró en inactividad, aún cuando mantuvo presencia en competencias laborales, automovilismo y otras disciplinas, aunque con una directiva en ejercicio y vigente.

“Como institución, fuimos de las grandes. Y vamos a volver a ser de las grandes”, sentencia Kalazich. Recuerda que cuando se entregó la sede al último concesionario, Juan Carlos Oyarzún, se acordó no cobrarle arriendo, para que mantenga el inmueble y las mejoras queden a favor del club.