Necrológicas
  • Jorge Babarovic Novakovic
  • Mauricio Davison Miranda
  • Sara Muñoz Rivera vda. de Crisóstomo
  • Raúl Enérico Gómez Delgado
  • Etelvina García Aguilar
  • José Pillampel Pillampel
  • Vicenta García del Valle

Advierten sobre impacto ambientales del hidrógeno verde en Magallanes

Por La Prensa Austral Domingo 1 de Mayo del 2022
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
6,520
Visitas

Para la producción de hidrógeno verde a gran escala en Magallanes será necesaria una cantidad significativa de aerogeneradores, los que “dependiendo del área dónde se instalen podrían generar impactos sobre la biodiversidad y el paisaje”.

Esto es un extracto de la publicación de la revista estadounidense Science, que reproduce opiniones y una carta de científicos, conservacionistas y representantes de la comunidad magallánica, donde se advierte del posible impacto al medio ambiente que tendría la instalación de los equipos necesarios para la puesta en marcha de los proyectos ligados a esta energía renovable.

Bajo el título de “La energía verde amenaza a la Región de Magallanes en Chile” se señala que en base a información del proyecto piloto de hidrógeno verde que se desarrolla en Cabo Negro (Magallanes), y usando como referencia la tasa de colisiones de aves en otros proyectos eólicos en funcionamiento en Chile central, se estima que entre 1.740 a 5.220 aves podrían colisionar cada año con los 2.900 aerogeneradores que se requieren instalar para producir la energía necesaria para la generación de hidrógeno verde.

En la opinión de los expertos, esta cifra incluso podría ser mayor, dado que en la zona hay aves acuáticas y playeras que realizan migraciones en bandadas numerosas, y muchas de ellas cruzan a lo largo y ancho la pampa patagónica. Citan  el caso del canquén colorado y el Chorlo de Magallanes, ambas especies en peligro de extinción según el Reglamento para la Clasificación de Especies Silvestres del Ministerio de Medio Ambiente.

Mencionan, además, que existen proyectos emblemáticos de conservación, como el desarrollado en el Santuario de la Naturaleza de Bahía Lomas (reconocido además como “sitio Ramsar” y “sitio RHRAP”), que podrían ver afectados por la instalación masiva de aerogeneradores. “Bahía Lomas es el sitio de invernada más importante de toda Sudamérica para el Playero ártico, catalogado como especie en peligro en Estados Unidos, Canadá, Brasil, Chile, Argentina y Uruguay”, acotan.

 

Intervención de altos costos

Los autores de la carta enfatizan que el desarrollo de un proyecto de hidrógeno verde de esta envergadura (25 GW) y con un incremento de 320% de la energía eólica instalada en Chile, pero concentrada en una sola región, podrían convertir una iniciativa “sustentable” en una intervención con altos costos socioambientales en una de las regiones más importantes para el turismo en el país y que concentra una alta cantidad de especies migratorias y amenazadas. Las distintas instancias de toma de decisión deben contar con la mejor información técnica posible para evitar los potenciales impactos y salvaguardar el ecosistema natural patagónico.

Por lo anterior, sostienen que “es necesario que proyectos como estos se hagan cargo de la magnitud de sus impactos, considerando información existente sobre movimientos de especies y poblaciones de aves en las rutas de migración. El uso de tecnologías como geolocalizadores o radares, será clave para identificar áreas críticas en el ciclo de vida migratoria de las aves, evaluar emplazamientos, formular medidas de manejo, mitigación y monitoreo de impactos. La información de buena calidad debe estar al alcance de todas las instancias que corresponda. Es una necesidad urgente. Al menos en Magallanes”.

Añaden que por ninguna razón la transición energética puede implicar el sacrificio de rutas migratorias de aves que están en peligro de extinción, de ser así, “no sería una transición ni justa ni sustentable”.

La carta está firmada por el Dr. Heraldo V. Norambuena (Centro Bahía Lomas, UST), el Dr. Fabio Labra (Centro de Investigación e Innovación para el Cambio Climático, UST), Ricardo Matus (Centro de Rehabilitación de Aves Leñadura), Humberto Gómez (Agrupación Ecológica Patagónica), Diego Luna Quevedo (RHRAP/Manomet Inc.) y la Dra. Carmen Espoz (Facultad de Ciencias, Universidad Santo Tomás).