Necrológicas
  • Carlos Alberto Cárdenas Bahamonde
  • Rosa Adriana Pelaez Saavedra

Colaboración para la justicia social y ambiental

Por Ricardo Rozzi Sábado 27 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
107
Visitas

Por Ricardo Rozzi
Director del Centro
Internacional Cabo de Hornos

El Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile está impulsando un enfoque transdisciplinario. La transdisciplina se expresa en la diversidad y colaboración entre centros de excelencia, tales como nuestro Centro Internacional Cabo de Hornos (CHIC) albergado por la Universidad de Magallanes y una red de universidades nacionales e internacionales. El CHIC aborda la pregunta de cómo construir una ética que sustente una justicia social y ambiental con perspectivas propias desde el Sur Global (Latinoamérica, Africa, Asia).

Esta semana el CHIC publicó un libro que rompe paradigmas gracias a la mirada de una filósofa nacida en la India, Bidisha Mallik. Su obra narra la vida y la filosofía de Mahatma Gandhi, quien ha tenido enorme influencia en movimientos sociales y medio ambientales del siglo XX en la India y en el mundo hasta hoy. Pero Bidisha imprime un giro particular al poner de relieve cómo Gandhi se nutrió del trabajo de dos mujeres británicas, Madeleine Slade (Mira Behn) y Catherine Mary Heilemann (Sarala Behn).  La Dra. Mallik entrelaza dimensiones sociales, culturales y ambientales en el trabajo de Mira y Sarala, dos hijas espirituales de Gandhi, quienes con casos muy concretos fomentaron la justicia humana y la armonía con la naturaleza. 

Mira Behn vivió más de 90 años. Su vida es un ejemplo por su compromiso con el movimiento de la independencia de India. Como hija de un almirante británico que viajaba mucho, su infancia transcurrió en la finca de su abuelo donde conoció las plantas, los animales, despertando en ella un amor profundo por la naturaleza. Su abuela era pianista y provocó en Mira un amor tan apasionado por la música de Beethoven, que viajó a Bonn y Viena para conocer donde nació y vivió el compositor, y encontrarse con Romain Rolland. Este premio Nobel de literatura y el biógrafo más importante de Ludwig Van Beethoven la escuchó, acogió y le dijo: “si te has emocionado con Beethoven, te conmoverás aun más con este nuevo libro que he escrito sobre el mayor líder espiritual de la India, Mahatma Gandhi”. La joven Mira leyó la biografía de Gandhi y se decidió a conocerlo. Le escribió y Gandhi le respondió que la aceptaría sí y solo sí ella estuviera dispuesta a la estricta disciplina del vegetarianismo y a la práctica diaria del hilado.

En la misma época, en otra villa de Inglaterra, Sarala Behn se conmovió con la destrucción de los bosques del Himalaya impulsada por las políticas de “desarrollo”. Lo mismo que Mira, Sarala le escribió a Gandhi. Trabajando con Mahatma (‘Gran Alma’) en India, acogieron el activismo pacífico fundado en la no violencia.

Mira y Sarala vivieron con comunidades dando impulso al movimiento Chipko, defendiendo a los árboles de la tala abrazándolos, escribiendo y cantando poemas como: “¿Qué dan los bosques? Agua, tierra y aire puro. Sustentan la Tierra y todo lo que ella da.” A través del movimiento Chipko (“abrazar” en hindi) las mujeres impedían la tala de bosques en los Himalayas, donde la deforestación estaba causando inundaciones y sequías. Al mismo tiempo, Mira y Sarala trabajaron con las comunidades en huertas que favorecieron su soberanía alimentaria y autosubsistencia.

¿Por qué me parece que esta historia es tan relevante hoy? Porque nos invita a fortalecer colaboraciones interculturales, interdisciplinarias e interhemisféricas que son esenciales para resolver los complejos problemas socioambientales actuales. Gandhi mismo ilustra lo valioso de estas colaboraciones porque él nació en la India y fue a Inglaterra a estudiar derecho, para luego regresar a su país natal donde acogió a muchas jóvenes de alrededor del mundo.

El libro de Bidisha Mallik documenta la riqueza que tienen múltiples facetas de miradas femeninas, masculinas y de los múltiples géneros, tradiciones religiosas, científicas y comunitarias. Ella escribió este libro a partir de una experiencia que ata estas colaboraciones. Estudió ciencias ambientales en la India enfocándose en la contaminación de los ríos, y sintió la necesidad de estudiar filosofía para abordar esta problemática socioambiental. Se doctoró en filosofía en la Universidad de North Texas, Estados Unidos, donde escribió este libro basado en la historia de Gandhi con un enfoque biocultural apoyado por el Centro CHIC desde el sur de Chile. 

Para Chile, Bidisha aporta una obra que ilustra cuan esenciales son los diálogos interculturales para la construcción de una nación fundada en una justicia social y ambiental. Este libro es parte de la serie Ecología y Etica (Ecology & Ethics) que editó con Springer desde el 2011 en el marco de una ciencia transdisciplinaria. Esta ciencia valora la complementariedad de visiones para fomentar una justicia socioambiental y transitar hacia una mayor sustentabilidad de la vida en su diversidad biológica y cultural.