Necrológicas

– Isabel Gallardo Pérez

– Olaf Frank Yaksic Dobson

– María Teresa Pacheco Pacheco

– Bartolomé Segundo González Rojas

Ocho colegios y la propia Cormupa tuvieron que cerrar por no pago de la cuenta de gas

Miércoles 9 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
1,793
Visitas

Podrán cambiar las autoridades en el municipio y en la Corporación Municipal, pero el problema estructural de fondo que tiene la educación pública en Punta Arenas es desde hace años un zapato chino.

Para muestra un botón, o en este caso un cordón. Ayer ocho establecimientos, y hasta las propias oficinas de la Cormupa, debieron suspender su jornada por corte en el suministro de gas por no pago del servicio

La Escuela Portugal, y los liceos Luis Alberto Barrera y el colegio (básica) Juan Bautista Contardi no pudieron desarrollar este martes su jornada diaria. A primera hora se conoció del corte del suministro y los alumnos que llegaron hasta los recintos debieron retornar a casa hasta -se señaló- “nuevo aviso”.

Sin embargo, no fue todo. Situación similar ocurrió posteriormente con el Centro de Capacitación Laboral, la Escuela Padre Alberto Hurtado, la Escuela Bernardo O’Higgins, Caminos de Libertad (en calle Patagona), el Liceo María Behety y el edificio administrativo de la propia Corporación Municipal. Además, otros establecimientos educacionales también fueron notificados de corte.

Ya cerca del mediodía y hasta entrada la tarde, las autoridades municipales intentaron gestionar recursos que al menos permitieran abonar parte de lo adeudado y reponer el servicio.

Al respecto, el alcalde Claudio Radonich reiteró lo que ha venido manifestando durante los últimos meses, tanto de manera pública como en reuniones con autoridades de gobierno: la situación de la Corporación Municipal es insostenible y la educación es un derecho constitucional que no puede depender de una ciudad o de una municipalidad, “por lo que esperamos que esto se traduzca en hechos concretos”, subrayó.

La fragilidad del sistema sostenedor, aunque conocida, ha sido enfatizada por el jefe comunal de cara a lo que significa posponer en un año (hasta enero de 2024) el traspaso del sistema a los Servicios Locales de Educación Pública (Slep), tomando en consideración que todos los compromisos y deudas en que siga incurriendo la Cormupa deberán ser asumidos por la propia entidad, vale decir, por el municipio.

Ya el pasado mes de octubre la situación tuvo ribetes críticos cuando se debió optar entre el pago de las remuneraciones del personal o los compromisos previsionales (se pagó lo primero). Posteriormente, se conoció de los recursos que entregará el Mineduc y que ayudarán al menos para lo inmediato. Sin embargo, dichos dineros aún no han llegado.