Necrológicas

Un 40% más de denuncias de maltrato a escolares en el primer semestre recibió la Superintendencia

Sábado 12 de Agosto del 2023

Compartir esta noticia
2,172
Visitas

Una de las funciones claves de la Superintendencia de Educación es fiscalizar que los sostenedores de los establecimientos educacionales se ajusten a las leyes, reglamentos e instrucciones dictaminados por la institución.
Dentro de su rol institucional, el organismo acoge igualmente denuncias o reclamos formulados en contexto de supervisar la convivencia escolar y velar por el cumplimiento normativo en los distintos establecimientos. En Magallanes, a partir de las cifras de denuncias registradas durante el primer semestre de 2023, se puede advertir un incremento de un 40% aproximado en comparación con el total de denuncias recibidas en el mismo periodo de 2022.

De las materias de denuncias que recibe la institución, las cuales tienen relación con convivencia, infraestructura, seguridad e higiene, entre otras, las situaciones de maltrato hacia párvulos y/o estudiantes son las mayoritarias. Durante el primer semestre del año 2022 se reportaron 44 de este tipo de denuncias, mientras que en lo que fue el primer semestre de este año se ingresaron 62. Se trata de un fenómeno que se da a nivel nacional y que igualmente se refleja en la Región de Magallanes.

A esto se le suma una tendencia en alza de los últimos años, exceptuando el periodo de pandemia debido a la falta de presencialidad, en cuanto a las denuncias referidas a maltrato a párvulos y/o estudiantes, del orden de un 20% anual. Nuevamente, es un promedio nacional que se replica en Magallanes.

“Cuando hablamos de maltrato a estudiantes estamos hablando que puede ser desde varias vías. Maltrato desde el adulto responsable hacia el estudiante, o maltrato entre estudiantes”, consigna Ignacio Gallardo, director regional subrogante de la Superintendencia de Educación.

Una de las herramientas que se han implementado con mayor frecuencia para atender muchos de estos casos es la mediación. “Es una instancia donde se sienta el representante del establecimiento educacional, con el ciudadano, apoderado o apoderada, acompañado por un funcionario nuestro, especialista en la materia. Tratan de plantear sus puntos y de llegar a un acuerdo cosa de establecer ciertos compromisos por parte del apoderado y del establecimiento para la buena atención del estudiante. Eso nos ha dado un buen resultado”, señala Gallardo, quien agrega que ha habido un considerable incremento de mediaciones.

Mediaciones

En esa línea, Gallardo informó que a las mediaciones realizadas se les hace un seguimiento. “Si el ciudadano nos manifiesta que las situaciones permanecen les damos la opción de ingresar la denuncia. Porque ahí vemos que quizás no hay voluntades, o que no se ha tratado bien el tema dentro del establecimiento educacional”.

Por tanto, con miras a futuro, Gallardo menciona que “nosotros seguimos insistiendo como desafío en fortalecer el proceso de mediación. Entendemos que educar tanto a los apoderados como a los establecimientos educacionales en solucionar sus conflictos conversando es la forma”.

Una de las posibles causas de este aumento de cifra se le atribuye a que “los ciudadanos conocen más sus derechos, tienen más acceso a la información, leen más. Cuando tienen algún problema se preocupan de leer el reglamento interno. Y eso ha provocado de que, no conociendo los conductos regulares o las formas que tiene el establecimiento para solucionar los conflictos, acudan directamente a la Superintendencia”.

A su vez, la Superintendencia está pronta a cumplir 12 años, luego de haber entrado en funciones el 1 de septiembre de 2012, por tanto “ya nos conocen más, saben donde estamos, lo que atendemos, tenemos una página web donde señalamos qué cosas atendemos y qué cosas no”.

Finalmente el llamado que realizan desde la Superintendencia apunta a que las comunidades educativas cumplan la normativa educacional e implementen sus planes de convivencia, “ya que esta es una causa país y toda la sociedad debe colaborar en que las escuelas y jardines sean espacios protegidos para el bienestar y el desarrollo integral de los niños y niñas”, indicó Ignacio Gallardo.