Necrológicas

Detienen a funcionario de municipio de Ushuaia con 257 gramos de fentanilo “la droga zombie”

Lunes 2 de Octubre del 2023

Compartir esta noticia
141
Visitas

Un hecho de cariz judicial sacudió a la ciudad de Ushuaia, ubicada en la provincia de Tierra del Fuego, puesto que el secretario de Gobierno de la ciudad, Néstor Eduardo Barrientos, fue sorprendido con 257 gramos de fentanilo, la llamada “droga zombie” en su automóvil mientras conducía por la Ruta 3.

Después de su detención, el intendente de Ushuaia, el camporista Walter Vuoto, anunció que el funcionario sería retirado de su trabajo en la sede de gobierno de la ciudad, mencionando que seguirá en esa situación “hasta que se expida la Justicia”.

Según el medio Perfil, el hecho ocurrió el miércoles pasado, mientras Barrientos conducía un automóvil  Fiat Cronos en la Ruta 3, cerca de la ciudad de Trelew, en la provincia patagónica de Chubut.

Así, la detención de Barrientos ocurrió durante un control de rutina, que incluyó la revisión del interior del automóvil y contó con la ayuda de un perro entrenado para detectar sustancias ilícitas.

El jefe de la Unidad Regional, de Trelew, explicó que: “En la fiscalización se hallaron tres pipas de inhalación, tres picachus, una balanza, agujas hipodérmicas, un Viper y 247 gramos de sales. Estas sales contienen una sustancia llamada catinona, que se considera una nueva sustancia psicoactiva”.

Los riesgos de
“la droga zombie”

Recordemos que el fentanilo es un narcótico sintético opioide que se usa como anestésico de alta potencia, mientras es común que el fentanilo se mezcle con otras drogas para potenciar sus efectos.

“El tráfico de esta sustancia puede ser muy fácil a través de comprimidos disfrazados de otro tipo de medicamento falsificado y eso hace muy difícil que tengamos el número real de fentanilo y de otras drogas como las llamadas sintéticas o de diseño que transitan a menudo en Chile”, reveló el doctor en Farmacología Leonel Rojo, y académico de la Universidad de Santiago de Chile (Usach).

BiobíoChile