Necrológicas
Duro golpe al sector salmonero

Cierran planta Torres del Paine y alrededor de 200 trabajadores quedan sin fuente laboral

Sábado 7 de Octubre del 2023

Compartir esta noticia
14,239
Visitas
  • Procesadora es propiedad de la compañía Australis, la misma que
    continuará operando en su planta Dumestre de Puerto Natales.

 

Un duro golpe para el sector salmonero y para cerca de 200 familias magallánicas significó el cierre de la planta de procesos Torres del Paine, que ayer confirmó el cierre de sus operaciones en Punta Arenas. La industria funcionaba en el km 9 de la ruta norte.

Propiedad de la compañía Australis, la planta fue adquirida en 2019 en una operación que llegó a los US$26,5 millones y que apuntó a mejorar la capacidad de procesamiento de especies salmonídeas cultivadas en la Región de Magallanes.

Sin embargo, la situación por la que atraviesa Australis Seafoods terminó por echar por tierra un proyecto que, en algún momento, llegó a disponer de casi 900 trabajadores.

Uno de los ex operarios admitió a este medio que la razón del cierre de la planta es atribuible a que ya no era rentable elaborar filetes de salmón en Punta Arenas, y tampoco lo era mantener a la dotación de personal con salarios relativamente altos.

Tras conocer el cierre, desde la misma compañía se ratificó la información a través de una declaración pública, en la cual se expresó lo siguiente. “Lamentamos comunicar que, a partir de hoy, viernes 6 de octubre, Australis Seafoods se ve obligada a iniciar el cese de las operaciones en su planta de procesos Torres del Paine, ubicada en Punta Arenas. Se trata de una situación muy triste y una decisión difícil para todos y todas, pero que al mismo tiempo es tomada con responsabilidad. Desde fines del año 2022 la compañía ha debido realizar ajustes muy importantes en sus niveles de operación y producción, como consecuencia de la detección del fraude del que fue víctima Joyvio con ocasión de la estrategia de sobreproducción diseñada por los anteriores controladores y ex ejecutivos de Australis”.

En Puerto Natales

Se agrega que “las operaciones de procesamiento de la compañía en la Región de Magallanes se mantendrán y concentrarán en la nueva y moderna planta de procesos Dumestre, ubicada en la ciudad de Puerto Natales. Como empresa comprometida con el desarrollo de los habitantes del sur de nuestro país, agradecemos profundamente a las y los colaboradoras y colaboradores directos y a sus familias que, a lo largo de estos cuatro años, han formado parte de la compañía, desempeñándose con cariño, compromiso y dedicación”.

La declaración añade que “en Australis somos concientes de que no es un escenario fácil el que estamos enfrentando, por lo cual, con el objetivo de apoyar a nuestros trabajadores y trabajadoras, abrimos la posibilidad para que, quienes quieran, puedan recibir una asesoría de reinserción laboral, la que estará a cargo de personas especializadas en el ámbito de recursos humanos. Queremos reiterar que para la empresa el cierre de esta planta es una acción dolorosa, pero, absolutamente responsable y necesaria para ordenar la compañía y cuidar los puestos de trabajo del equipo que nos seguirá acompañando. Tenemos la convicción de que, gracias a la colaboración de muchos, sin dejar de señalar a nuestros proveedores locales y comunidades, lograremos posicionar a Australis en el lugar que le corresponde, dedicados a buscar la eficiencia, y continuar así siendo un aporte decisivo al desarrollo de las personas y de las regiones en las que operamos en nuestro querido sur austral. Todo lo anterior, con plena conciencia y compromiso formal de contar con una estrategia sólida de sostenibilidad, en la cual uno de los pilares importantes es el absoluto cumplimiento regulatorio y ambiental, en el marco del desarrollo responsable de nuestro negocio”, cierra la declaración de la compañía.

 

Un complejo presente

Hace un mes se conoció que Australis venía evaluando el cierre de su planta Torres del Paine.

A una autodenuncia de sobreproducción, se sumó el conflicto en la justicia por un eventual delito de estafa en la operación de compra y venta de la compañía y un plan de reorganización en China. Esto último considerando que la empresa es propiedad de la gigante
asiática Joyvio.