Necrológicas

– María Enolfa Alvarado Miranda

– María Audilia Vargas Segovia

Carlos “Kiko”Lauler, el Sokol y el mini basquet

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 9 de Octubre del 2023

Compartir esta noticia
253
Visitas

Emilio Boccazzi Campos
Arquitecto

El deporte es una escuela de vida. Es una inversión, para lograr tener niñas y niños, jóvenes felices, re-creados, sanos y, con valores que el deporte entrega, que luego les serán muy importantes en su vida de adultos. Esfuerzo, constancia, método, trabajo en equipo, disciplina, entre muchos más.

Durante este fin de semana que ya termina, el Club Deportivo Sokol de Punta Arenas, ha organizado por vigésima tercera vez (XXIII versión) un Campeonato de Básquetbol para niños y niñas menores de 13 años. En nuestro tiempo conocido como Básquetbol Mini con una pequeña transición a lo que era la serie Infantil.

Maravillosa iniciativa la del Sokol, de sembrar en las y los más pequeños, el germen del deporte del baloncesto, de fuerte raigambre e historia en Magallanes. “Para tener cosecha hay que sembrar”, y lo que hace Sokol en esta ocasión, como en las anteriores, es de aplauso. Con esto no digo, que sea la única institución que esté efectuando un aporte en esta materia, sino que aprovecho esta ocasión, para destacar esta iniciativa que hace rato ya, cumplió mayoría de edad.

Junto a esta instancia, el Sokol ha dado a este vigésimo tercer campeonato de baloncesto de menores, el nombre de Carlos “Kiko” Lauler Douglas, en honor u homenaje a juicio de quien escribe, uno de los más grandes basquetbolistas que ha tenido Punta Arenas y Magallanes.

Unido a ese talento innato pero maximizado, la entrega de Kiko Lauler a su amado Sokol durante toda una vida, es hoy el Sokol, que lo homenajea otorgando su nombre a esta maravillosa iniciativa. Justísimo y pequeño homenaje a quien le dio al Sokol pero también a Punta Arenas tantos triunfos y alegrías.

Goleador insigne. Pasador de lujo. Una personalidad desbordante dentro del rectángulo. Imparable y con un sentido de ponerse el equipo al hombro como sólo lo pueden hacer los dotados por la naturaleza pero que desarrollan ese temple y ese sentido. Quizás la impronta del tío Walter uno de sus maestros, le dio desde corta edad la personalidad para desbordar a cualquier equipo que enfrentara, especialmente del norte del país, cuando Punta Arenas era potencia basquetbolista en series menores.

Goleador en todos los Nacionales que recuerde, desde Mini hasta Juveniles. Tiempos donde las noticias corrían por telegrama o telefónicamente. Seleccionado chileno, segundo goleador de un torneo Sudamericano Juvenil, Campeón chileno con Punta Arenas, en Infantiles, Juveniles, Laboral y Seniors. Profesional en los clubes más destacados de Chile en la antigua Dimayor. Hablar de Kiko basquetbolista, daría para llenar varias páginas y columnas.

Simplemente, en esta ocasión quiero aprovechar, de destacar la perseverancia del Sokol para proseguir con dos hermosas y merecidas iniciativas. La primera que es preocuparse y ocuparse de dar a los niños y niñas de la región el que puedan compartir, competir, probarse, conocer, amistar y relacionarse con otros niños y niñas, relación que en muchos casos perdurarán de por vida.

Lo segundo, es que en este Campeonato como en otros organizados por el Sokol, lleve el nombre de una figura, una persona que haya sido parte importante de la historia del Club y de la ciudad, lo que es muy importante, pues reconoce en vida a dicha persona y le muestra a esos niños que el deporte es un continuo y que luego de salir del primer plano el club reconoce y agasaja a quien en actividad le dio tantas alegrías.

En un país con tan poca cultura deportiva, es destacable lo que ha hecho el Sokol no sólo en esta ocasión sino que ya en otras 22 versiones. Claramente, el que Punta Arenas haya sido cuna de grandes basquetbolistas y potencia en series menores dentro de Chile, es algo que se debe mantener y repotenciar y, estas instancias son muy, pero muy importantes.

No todos los niños y niñas que hoy juegan, llegarán a ser basquetbolistas profesionales, grandes estrellas de sus clubes o ciudades, pero sin duda la experiencia de viajar tan lejanamente para niños de Antofagasta, Santiago, Puerto Varas o Río Gallegos, será sin duda una experiencia que los acompañará por largo tiempo. La misma experiencia para un niño o niña deportista de nuestra ciudad y región, que tiene la opción de salir a competir con los colores de su club, ciudad y región es una experiencia inolvidable y una escuela de vida.

Felicitaciones a los organizadores, en trabajar por los más jóvenes y felicitaciones por reconocer al gran Carlos “Kiko” Lauler Douglas, la gran camiseta 10 del Sokol, de Punta Arenas y de Chile, la que pudiera retirarse y colgarse para la perpetuidad a la usanza de la NBA en el gimnasio del Club Deportivo Sokol de Punta Arenas. Sólo una idea.