Necrológicas

 – Alejandra Marzi Aravena

Ciencia y soberanía: los 60 años del Inach

Por La Prensa Austral Miércoles 29 de Mayo del 2024

Compartir esta noticia
36
Visitas

Hace 60 años, en un momento visionario para la ciencia y la soberanía nacional, se inauguró el Instituto Antártico Chileno (Inach) en el Salón de Honor de la Universidad de Chile, en Santiago .

Sería en 2003, cuando se adopta una importante decisión: trasladar la sede del Inach a Punta Arenas, como un símbolo de la descentralización y del fortalecimiento de las regiones extremas.
Este organismo estatal ha sido responsable de coordinar, planificar y ejecutar acciones relativas a la ciencia antártica, consolidándose como un pilar fundamental en la investigación y presencia de Chile en el continente blanco.

El Inach ha desempeñado un papel crucial en el avance del conocimiento sobre la Antártica. A lo largo de seis décadas, ha facilitado innumerables expediciones científicas que han permitido a Chile posicionarse como un líder en estudios antárticos. Estas investigaciones no sólo han contribuido al entendimiento global de temas tan diversos como el cambio climático, la biología marina y la geología, sino que también han fortalecido la presencia de Chile en el continente, asegurando su influencia en decisiones internacionales relacionadas con la Antártica.

Destacable ha sido la labor que efectúa en torno a la educación y la conciencia ambiental. Este esfuerzo educativo es vital para formar futuras generaciones de científicos y ciudadanos comprometidos con la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible. En ello, cabe destacar el impacto que ha tenido en los jóvenes de todo el país el programa relacionado con la Feria Antártica Escolar (Fae).

Pero, también es importante comprender que la labor del Inach trasciende la mera investigación científica. Al mantener una presencia activa y sostenida en la Antártica, el instituto refuerza la soberanía de Chile sobre su reclamo antártico. La ciencia y la política se entrelazan en este contexto, ya que la actividad científica regular y bien coordinada es esencial para justificar y defender la presencia territorial en un área de creciente interés geopolítico.

Es crucial que Chile continúe invirtiendo en el Inach como cuestión de prestigio científico y una estrategia de política exterior y defensa nacional.

La inversión en infraestructura científica, la formación de nuevos investigadores y la colaboración internacional son esenciales para que el instituto continúe desempeñando su rol crucial. Además, es fundamental fomentar la conciencia pública sobre la importancia de la ciencia antártica y su impacto en nuestra vida cotidiana y en el futuro del planeta.