Necrológicas
Director regional de Fundación Integra, Alan Carrasco Concha

“Hoy día contamos con un alto estándar en educación parvularia”

Viernes 14 de Junio del 2024

Compartir esta noticia
73
Visitas
  • En un contexto especial como el de Magallanes, la educación parvularia no es sólo una etapa educativa, sino una inversión en el futuro de la región y del país.

 

La Región de Magallanes resalta por su geografía extrema y su desafiante clima. La educación parvularia se erige en un baluarte crucial para el desarrollo integral de los niños y niñas magallánicos.

En la zona, Fundación Integra administra 11 establecimientos distribuidos en tres de las cuatro provincias, ofreciendo educación a más de mil niños. Con una plantilla de cerca de 280 trabajadores, mayoritariamente mujeres, estos jardines brindan un espacio alternativo al hogar, donde los pequeños pueden explorar y jugar en un entorno seguro y acogedor.

“Estos establecimientos promueven oportunidades para que los niños y niñas tengan un espacio distinto de exploración, con nuevas posibilidades para jugar e interactuar con sus pares”, destaca el director regional de Integra, Alan Carrasco Concha.

“Trabajamos día a día para desarrollar el bienestar y el proceso educativo de niños y niñas, centrándolo en el aprendizaje”. Este enfoque ha sido especialmente relevante tras la pandemia, que afectó a la asistencia y la dinámica de las familias. Ahora, se observa un retorno masivo a los jardines infantiles, respaldado por infraestructuras renovadas que aumentan la oferta educativa.

El director destacó que la educación parvularia enfrenta varios desafíos, especialmente en términos de asegurar la calidad y la accesibilidad. La actualización de la “carta de navegación” de la Fundación Integra, centrada en los derechos de los niños como ciudadanos activos, refleja estos retos. Esta política educativa se basa en cinco ejes: bienestar, protagonismo de los niños, educación transformadora, compromiso de los equipos y colaboración con las familias y comunidades.

“Estos desafíos nos plantean la necesidad de garantizar una educación de calidad, que promueva la justicia educativa y el acceso equitativo”, señaló el director. La alta demanda de cupos en la región demuestra la confianza de las familias en los servicios ofrecidos, aunque también obliga a las instituciones a adaptarse continuamente a las cambiantes necesidades de la comunidad.

Una característica distintiva de la educación parvularia en Magallanes es la metodología centrada en el juego, considerado un derecho fundamental para el desarrollo infantil. “El juego es una actividad inherente a los niños y niñas y un derecho que debemos promover y por el cual debemos siempre velar”, enfatizó el director. Esta metodología no sólo favorece la interacción y el aprendizaje, sino que también contribuye al bienestar emocional y social de los pequeños.

Capacitación continua
y de alta calidad

La calidad de la educación parvularia en Magallanes es otro aspecto. Los educadores y el personal de apoyo reciben formación continua en áreas como bienestar, inclusión educativa y metodologías de aprendizaje. “Hoy día contamos con un alto estándar en educación parvularia, lo que asegura el bienestar y el acceso a la educación”, afirmó el director, destacando que los espacios educativos están diseñados para satisfacer las necesidades de los niños y sus familias.

Finalmente, formuló un llamado a las familias para que logren valorar y aprovechar la educación parvularia disponible en Magallanes. “La importancia del ingreso a la sala cuna o jardín infantil es uno de los hitos más importantes que niñas y niños viven en sus primeros años de vida”. Estos espacios no sólo facilitan el desarrollo de habilidades cruciales, sino que también fomentan valores como la empatía, el respeto y la solidaridad.