Necrológicas

– Sergio Julio Lillo Descourvieres

– Valeria Ruth Mansilla

– Eduard Kucewicz Koprunner

– Raúl Mayorga Alvarez

– Orfa Luisa Oyarzún Alarcón

Francia enfrenta unas elecciones legislativas marcadas por el antisemitismo

Domingo 23 de Junio del 2024

Compartir esta noticia
69
Visitas

La presunta violación de una niña judía de 12 años en un presunto ataque antisemita ha conmocionado a toda Francia y ha puesto las preocupaciones sobre el antisemitismo en el primer plano de la campaña para las elecciones legislativas del país.

El partido antiinmigrante Agrupación Nacional, que ha tratado de deshacerse de los vínculos históricos con el antisemitismo, lidera las encuestas preelectorales y tiene su primera oportunidad real de formar un gobierno, si sale victorioso en las elecciones de dos vueltas que terminan el 7 de julio. Sería la primera fuerza de extrema derecha en liderar un gobierno francés desde la ocupación nazi.

Mientras tanto, figuras de extrema izquierda se han enfrentado a acusaciones de antisemitismo relacionadas con su respuesta al ataque de Hamas del 7 de octubre contra Israel y la guerra subsiguiente.

Las preocupaciones salieron a la luz después de que dos adolescentes de un suburbio de París recibieran cargos preliminares esta semana de violación de una niña de 12 años y violencia por motivos religiosos, según los fiscales. El abogado y líder judío Elie Korchia dijo a la emisora francesa BFM que la niña es judía y que la palabra Palestina fue mencionada durante el ataque. La fiscalía no especificó la religión de la niña ni dio a conocer su identidad, de acuerdo con las políticas de protección de las víctimas, como es práctica habitual en los delitos de odio en Francia.

Cientos de personas se reunieron el jueves por la noche alrededor del monumento a la Bastilla en París para protestar contra el antisemitismo, en la segunda noche consecutiva de manifestaciones.

Francia tiene la mayor población judía de Europa, pero como resultado de su propia colaboración con los nazis en la Segunda Guerra Mundial, los actos antisemitas hoy en día abren viejas cicatrices. Francia también tiene la mayor población musulmana de Europa occidental, y los actos antimusulmanes han aumentado en los últimos años.

Políticos de todos los bandos se apresuraron a comentar sobre el ataque, sobre todo después de un aumento de los actos antisemitas en Francia desde el comienzo de la guerra entre Israel y Hamas.

El primer ministro francés, Gabriel Attal, escribió en la plataforma de redes sociales X que la niña fue “violada porque es judía”, mientras que el presidente francés, Emmanuel Macron, pidió a las escuelas que celebraran una “hora de discusión” sobre el racismo y el antisemitismo.

Jordan Bardella, presidente de la Agrupación Nacional, dijo que si es elegido, “luchará contra el antisemitismo que ha estado plagando Francia desde el 7 de octubre”. A raíz de los informes del ataque, Bardella anunció que su partido retiraba el apoyo a uno de sus candidatos por un mensaje antisemita en las redes sociales publicado en 2018.

Su predecesora como presidenta del partido y candidata presidencial de la Agrupación Nacional en 2022, Marine Le Pen, acusó a la “extrema izquierda” de “estigmatizar a los judíos” y de “instrumentalizar” el conflicto entre Israel y Hamás.

El líder izquierdista Jean-Luc Mélenchon denunció el “racismo antisemita”, aunque el partido Francia Insumisa, que antes lideraba, se ha enfrentado a acusaciones de antisemitismo relacionadas con la guerra entre Israel y Hamas.

“Nunca ha habido ninguna ambigüedad en nuestra denuncia del antisemitismo”, dijo el miércoles el legislador Manuel Bompard, de France Unbowed, en la cadena de noticias francesa La Chaîne Info, rechazando las acusaciones de que la postura de su partido sobre el antisemitismo y la guerra entre Israel y Hamas contribuyeron a crear un ambiente de inseguridad para los judíos franceses. “Hacer creer a la gente que habría un vínculo entre lo que sucedió y las posiciones políticas de Francia Insumisa es ofensivo e inapropiado”, dijo.

Arié Alimi, abogado y vicepresidente de la Liga de Derechos Humanos, llamó a un frente unido contra la extrema derecha.

“Desde hace algún tiempo hay una conciencia de que también hay antisemitismo en la izquierda y que tenemos que abordarlo”, dijo en la manifestación del jueves. Hoy es el campo de la izquierda, de los progresistas, el que está reunido con todas las personas que están preocupadas por el antisemitismo y todo tipo de racismo en Francia, en un momento político particular con una extrema derecha que posiblemente podría llegar al poder”.

Aunque la presunta violación ha aumentado las tensiones con respecto al antisemitismo en Francia antes de las elecciones parlamentarias del 30 de junio y el 7 de julio, está lejos de ser un tema nuevo en la política francesa.

Más de 180.000 personas en toda Francia marcharon en noviembre para protestar contra el aumento del antisemitismo a raíz de la guerra en curso de Israel contra Hamas en Gaza.

Junto con la entonces primera ministra Elisabeth Borne y representantes de varios otros partidos, Le Pen asistió a la marcha en medio de feroces críticas de que su partido, Agrupación Nacional, no había logrado deshacerse de su herencia antisemita a pesar de la creciente legitimidad política.

Borne, hija de un sobreviviente judío del Holocausto, tuiteó que “la presencia de la Agrupación Nacional no está engañando a nadie”.

El fundador del partido, Jean-Marie Le Pen, padre de Marine Le Pen, fue condenado en repetidas ocasiones por incitación al odio antisemita y minimizó el alcance del Holocausto. Marine Le Pen, subcampeona en las dos últimas elecciones presidenciales y probablemente una de las principales contendientes en 2027, ha trabajado para limpiar la imagen del partido, expulsando a su padre y cambiando su nombre de Frente Nacional a Agrupación Nacional.

Attal anunció en mayo que entre enero y marzo de este año se registraron “366 actos antisemitas”, lo que supone un aumento del 300% respecto a los tres primeros meses de 2023.

El antisemitismo se refiere al odio a los judíos, pero no existe una definición universalmente aceptada de lo que implica exactamente o cómo se relaciona con la crítica a Israel. El gobierno israelí acusa regularmente a sus opositores de antisemitismo, mientras que los críticos dicen que usa el término para silenciar la oposición a sus políticas.

La guerra ha reavivado el largo debate sobre la definición de antisemitismo y si cualquier crítica a Israel -desde el asesinato de miles de niños palestinos por parte de su ejército hasta las preguntas sobre el derecho mismo de Israel a existir- equivale a un discurso de odio antijudío.