Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz

Carla Castillo, funcionaria y trazadora de la seremi de Salud: “Hay personas que omiten dar la información de sus contactos estrechos para no perjudicarlos en sus trabajos”

Por La Prensa Austral Lunes 5 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
40
Visitas

La trazabilidad es el proceso que busca detectar a aquellas personas que son Covid positivo.

Como un trabajo que les ha permitido estar en contacto con la comunidad, calificó Carla Castillo, funcionaria y trazadora de la seremi de Salud la tarea que vienen realizando en tiempos de pandemia, en un proceso considerado clave en la estrategia para contener el avance del coronavirus.

La trazabilidad es el proceso que busca detectar a aquellas personas que son Covid positivo. Así, de este modo, se procura identificar a sus contactos estrechos para educarlos, darles las indicaciones correspondientes, las medidas sanitarias y en base a ello realizar los aislamientos correspondientes para impedir los contagios.

Carla Castillo reconoce que estos meses han sido muy complejos, pues tuvieron un cambio muy drástico respecto de la forma en que venían operando. En su caso estaba a cargo del Programa de Promoción de la Salud y a raíz de la pandemia cambiaron sus funciones y comenzó a trazar.

Explica que este quehacer le ha permitido conversar con la gente y percibir sus emociones.  “Hemos visto la angustia de las personas cuando en sus empresas los presionan para volver a sus trabajos o cuando los cuestionan al momento de presentar una licencia médica. Otros, en cambio, están preocupados por los síntomas que tienen o por la salud de sus contactos estrechos”.

Empero, como funcionarios también se han enfrentado a personas que han actuado con enfado, ante lo cual tratan de no alterarse. “Hemos tratado con personas que han sido muy maleducadas con nosotros, cuando nuestra única intención es hacer nuestro trabajo, que además tiene un impacto positivo para la salud de la región. No todos han actuado así, también hay quienes nos agradecen”, destacó.

En un día tienen contacto con 50 personas o incluso más. Señala que lo mínimo que puede durar una entrevista son 15 minutos. “Hay personas con las que puedes hablar más de media hora porque respondemos todas las consultas. También recibimos los cuestionamientos porque no siempre entienden las indicaciones o no siempre están de acuerdo”.

Con apoyo policial

Otro de los temas que han surgido como parte de estas investigaciones, tiene que ver con que hay personas que omiten entregar información sobre sus contactos estrechos para no perjudicar a éstos en sus trabajos. “Frente a eso lo que se hace es fiscalizar en domicilio, en compañía de efectivos policiales para solicitar los antecedentes. Entendemos la necesidad de cuidar el trabajo, pero no informar es un riesgo para la salud de toda la comunidad, porque el hecho que un contagiado esté circulando es un riesgo para la salud de las personas que tienen contacto con él, entonces más allá de proteger su trabajo lo que se hace es un grave daño a la salud pública”.

Argumenta que si un caso confirmado comenzó con síntomas el día cinco del mes, se remontan hasta 48 horas antes para ver cuáles han sido sus contactos estrechos y de acuerdo a la cantidad de personas con las que se haya reunido, bajo ciertas condiciones como el uso de mascarilla, se definen los contactos estrechos. No obstante ello, las personas que viven en el domicilio son contactos estrechos siempre. 

“En una oportunidad, me tocó hacer la trazabilidad de una persona que tenía más de 27 contactos estrechos, fue realmente terrible porque se triplica de inmediato el trabajo que debemos realizar, pero además ellos corren el riesgo de enfermar también. Por eso llamamos a la gente a que regule su vida social”.

Respecto a los contagios, Carla Castillo enfatiza que aún hay mucha gente que se reúne a celebrar cumpleaños y eso puede ser muy grave, porque una persona puede estar asintomática o en fases iniciales y contagiar al resto.

Menos del 1% de sus entrevistados ha provenido del norte del país, por lo que la mayoría de los casos positivos vive y se contagió en Punta Arenas. “Hay gente que sí entiende y ha sido muy rigurosa de manera que no saben cómo se contagió o no lo tiene claro. Un buen porcentaje sabe qué comportamiento se debe tener, pero también hay personas que no nos creen. Que es un resfrío y que el resto lo estamos inventando, pero hay de todo. Nuestro corazón de funcionarios de salud pública espera que la gente tenga cada vez mayor entendimiento, mayor conciencia, la idea es que la gente tenga claro que es grave, sin tener que sufrir por la muerte de un ser querido o de ver a un familiar grave”.

Ante el explosivo aumento de casos positivos por coronavirus, la seremi de Salud amplió la vigilancia epidemiológica con la contratación de 46 nuevos trazadores, profesionales de Salud que llegan a reforzar la trazabilidad y aislamiento en Magallanes; 40 en Punta Arenas, 3 en Puerto Natales y 3 en Porvenir. En total, suman 70 personas que pesquisan, aíslan y evitan que los casos positivos y sus contactos estrechos contagien a otras personas.