Necrológicas
  • Juan Antonio Remolcoy Levipani
  • Fernanda Valdevenito

Familiares de tres tripulantes del avión Hércules se querellaron por accidente

Por La Prensa Austral Lunes 12 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
116
Visitas

A fines de julio las querellas criminales presentadas por el fatal accidente del avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile, sumaban 30 pero ahora esa cifra se elevó a 33, con el ingreso en las últimas semanas de tres acciones judiciales correspondientes a igual número de tripulantes de la aeronave. Faltarían que sigan el mismo curso judicial solamente familiares de 5 de los 38 viajeros.

A dos meses de cumplirse un año del accidente aéreo más grande en Chile, los familiares directos del sargento 2º Cristian Venegas Godoy; el cabo 1º Mauricio Pérez Osses y el sargento 1º Nolberto Romo Carrasco, entablaron sendas querellas criminales, todas con el mismo propósito: que el Ministerio Público investigue a fondo las causas de la caída de la aeronave que cobró la vida de 38 personas.

En el caso del sargento Venegas, de 40 años, son los padres Ernesto, Mercedes y los hermanos Luis, Daniela y Jaime, quienes figuran como querellantes “en contra todos quienes resulten responsables, por los delitos de homicidio imprudente, con resultado múltiple, cometido en perjuicio de nuestro hijo y hermano Cristián Rodrigo Venegas Godoy (Q.E.P.D.), y en perjuicio también de otras 37 personas y, asimismo, por incumplimiento de deberes militares y delitos contra la seguridad de la aeronavegación”.

A diferencia de la mayoría de los tripulantes y pasajeros, no fue posible encontrar restos biológicos que permitieran su identificación. Un fallecimiento que se produce como tripulante del C-130 Hércules, junto a otras 37 personas, entre tripulación y pasajeros, en la tragedia relativa al vuelo logístico entre Punta Arenas y la Base Aérea Presidente Eduardo Frei Montalva, ubicada en la Antártica.

La aeronave despegó a las 16,55 horas del día 9 de diciembre de 2019 y al cabo de poco más de una hora de viaje, específicamente a las 18,13 horas, en momentos que pasaba sobre el mar de Drake se perdió contacto y toda forma de comunicación con la aeronave y su tripulación. Posteriormente, y luego de que se iniciara un proceso de búsqueda y rastreo de la aeronave, el 12 de diciembre se ubicaron restos pertenecientes al avión, a unos 27 kilómetros de la última ubicación reportada. El Hércules se destruyó por completo y parte de sus restos estarían a una profundidad no menor a 3500 metros.

Querellas

La querella del cabo 1º Mauricio Pérez, 37 años de edad, la interpuso la madre, Luz Osses, para quien su muerte “es una pérdida irreparable, que nos ha causado un gran dolor, dejándome devastada junto con todo el resto de la familia”.

El fallecimiento de su hijo fue constatado por el Servicio Médico Legal puesto que en su caso se encontraron restos que permitieron su identificación.

Mientras que la querella del sargento Romo, de 44 años, la presentó su esposa, Katherine Canales y sus tres hijos, Vicente, Sofía y Catalina, todos estudiantes.

“Fue un gran esposo, cariñoso, atento, siempre preocupado de su familia, amaba estar en casa y disfrutar de sus hijos”, y recordó que el año 2014 fue elegido el mejor profesional Grupo de Aviación Nº10.

En las tres querellas los abogados patrocinantes son los mismos: Cristián Arias Vicencio y Maximiliano Delgado González.

Todas fueron declaradas “admisibles” (acogidas a trámite) y ya están en manos del fiscal regional Eugenio Campos, que investiga la tragedia aérea desde el punto de vista criminal.