Necrológicas

Escándalo en Italia por los “cementerios de abortos”

Por Agencias Martes 13 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
26
Visitas

Organizaciones religiosas entierran a los fetos debajo de cruces con los nombres de sus madres.

No te preocupes aunque no te hayas apuntado para el entierro, el feto seguirá siendo enterrado por caridad: tendrá su lugar con una de sus cruces y lo encontrará con su nombre”, eso le dijeron al teléfono a una mujer en Roma, Italia, meses después de haber tenido que enfrentar un aborto terapéutico.

La historia conmocionó a todo el país después de que ésta contara su caso por Facebook, en una publicación en la que compartía una foto del cementerio Flaminio, ubicado al suroeste de la ciudad, en la que se ve una cruz blanca encima de una tumba la cual lleva su nombre.

“Empiezo por escribir que ésta no es mi tumba, sino la de mi hijo”, dice Marta en su publicación, que después de viralizarse motivó a que surgieran los casos de muchas otras mujeres que encontraron tumbas con sus nombres inscritos, en las que había enterrado los restos de sus embriones o fetos abortados.

“El campo en cuestión del cementerio Flaminio en Roma está lleno de cruces con nombres y apellidos femeninos”, concluye la mujer en su publicación.

En la historia de Marta el aborto se dio por motivos que complicaban la salud de la madre, y fue autorizado después de llenar en el hospital el papeleo correspondiente. Lo absurdo de la historia vino después, ya que esta mujer no sólo tuvo que enfrentar la pérdida de su bebé, sino enterarse de la manera más sorpresiva y aberrante que alguien había reclamado sus restos, y los había enterrado con su nombre.

Esta práctica, que parece insólita, ha resultado ser una actividad regular de organizaciones ultracatólicas del país, definidas como “pro vida”, las cuales reclaman en los hospitales los fetos abortados y los entierran en cementerios italianos bajo el nombre de las mujeres que los concibieron.

Lo más sorprendente es que la práctica reviste de legalidad, ya que no viola las leyes italianas sobre los entierros, algo que destaca la periodista Sabina Pignataro en un artículo del blog La27esimaOra , del medio italiano Corriere De La Sera.

Estos casos ya están en conocimiento de las autoridades italianas, y el Garante de Privacidad ha decidido abrir una demanda colectiva que recoge los casos de estas y otras mujeres que reclaman los derechos a su intimidad.

Al respecto se barajan los delitos de “violencia privada” y “violación a la privacidad” y se habla de que la Fiscalía también ha decidido abrir un expediente de oficio y sumarse a las investigaciones del caso, cuya responsabilidad podría poner en problemas a los hospitales y a la organización “pro vida” detrás de estos “cementeros de abortos”.

Más de 50 cementerios presentan tumbas de “no nacidos” identificadas con los nombres de sus madres, sin que éstas lo hayan autorizado.