Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz

Empresa Portuaria Austral y el patrimonio histórico regional 

Por La Prensa Austral Miércoles 21 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
258
Visitas

Hoy en día la industria marítimo-portuaria enfrenta un escenario desafiante y en permanente cambio. A nivel regional, el esfuerzo de directivos y equipo de trabajadores se ha enfocado en mantener las operaciones conforme a lo programado, respetando estrictas medidas sanitarias. 

A principios de agosto pasado, la Empresa Portuaria Austral celebró 22 años desde su creación a través de la Ley 19.542, que modernizó el sistema portuario y creó otras nueve empresas portuarias a lo largo del país.

 En estas más de dos décadas de trayectoria, Epaustral se ha posicionado como un actor clave en el desarrollo marítimo portuario de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, a través de la administración de dos terminales portuarios en Punta Arenas y uno en Puerto Natales, contribuyendo con su gestión a mantener el abastecimiento en la zona, así como su conexión con el resto del país y con el mundo. Asimismo, a través de un convenio con la Armada de Chile, presta atención a las embarcaciones turísticas que arriban durante la temporada de cruceros al Muelle Guardián Brito de Puerto Williams.

En los últimos años, la empresa ha abordado con éxito el desafío de administrar un sistema de siete rampas de conectividad, a través del convenio vigente entre la Dirección de Obras Portuarias del Ministerio de Obras Públicas y el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. A esta red se sumaron en 2019 las rampas de Puerto Edén y Costanera de Puerto Natales, consolidando la presencia de Epaustral en las cuatro provincias de la región y su contribución a la cadena logística y de abastecimiento de aquellas comunidades más alejadas de los centros urbanos.

En diciembre de este año, se cumplirá un siglo del primer paso hacia la construcción del Muelle Arturo Prat de Punta Arenas que, si bien recién sería inaugurado una década más tarde, marcó un hito en materia de implementación de políticas de soberanía en la región, pues facilitó los medios para crear un sistema portuario estatal que permitiera el desarrollo de las actividades productivas impulsadas por pioneros y colonos.

Primera obra pública de importancia en la región 

El destacado historiador magallánico, Premio Nacional de Historia (2000) y ex intendente regional (1964-1970), Mateo Martinic Beros, se refiere a los preámbulos e inicio de la construcción del actual Muelle Arturo Prat de Punta Arenas en su libro “Ingenieros e Ingeniería en Magallanes (1868 – 1950)”, editado en 2009.

A su juicio, en diciembre de 1920 se marca un hito al ser adjudicada la obra a través de licitación pública a la firma de ingenieros Philip Holzmann y Cia. Los trabajos se iniciaron poco después, con una duración estimada de dos años. No obstante, sucesivas postergaciones -principalmente por razones de mayores exigencias técnicas- demoraron su ejecución, que finalmente se extendió durante toda la década.El Muelle Prat fue inaugurado por el Ministro de la Propiedad Austral, Edecio Torreblanca White, en representación del Presidente Carlos Ibáñez del Campo. En dicha visita efectivamente se inauguró el camino a Natales, puente sobre río Rubens, entre otros.

 “El Muelle Fiscal de Punta Arenas y sus obras complementarias fue la obra pública de mayor costo en su época. Permitió dejar a Punta Arenas como puerto principal de la región en las mejores condiciones de servicio, por largo tiempo”, indica en dicha publicación. Concluye más adelante estableciendo que “el puerto de Punta Arenas, junto a las redes de agua potable y alcantarillado, fueron las únicas obras civiles no inmobiliarias de importancia en la primera mitad del siglo XX”.

 En fotografías históricas captadas hacia 1935, es posible observar de sur a norte: el Muelle Fiscal, con su explanada y edificaciones anexas, los restos del antiguo Muelle de Pasajeros, construido en 1888 y conocido como “Muelle Verde”, el Muelle de Carga de Stubenrauch y Braun (1896) y el Muelle Carbonífero Loreto, de 1905.