Necrológicas

La clase media

Por Jorge Abasolo Lunes 26 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
92
Visitas

Un tipo se encuentra en plena calle con un amigo a quien no veía hacía tiempo.

– ¿Cómo te va, Sergio?  ¡Casi no te reconozco con ese bigote a lo Pancho Villa…! ¿Es la nueva onda?

– Viejo… me dejé bigote pa’que no me reconozcan los acreedores. Debo como 2 millones de pesos.

– Y entonces, ¿por qué mejor no te dejai barba?

– ¿Tai loco? Con barba debo tres millones y medio.

De seguro el protagonista de este relato debe ser un tipo de clase media, esa que oscila entre el endeudamiento supremo y la angustia vitalicia. Lo segundo, se debe a lo primero, obviamente. Conozco gente de clase media que ha empapelado las murallas de sus casas con tarjetas de crédito.

Los últimos estudios indican que 4 de cada 10 chilenos pertenece a la clase media. Pero, ¿cuántas clases medias existen realmente?

1° En la punta del ranking asoma la clase alta y la clase media alta, que conforman el 10,4% de los que habitan este enjuto y endeudado país. Su ingreso promedio por hogar alcanza a los $2.866.000 y su ingreso mínimo de hogar llega a $1.800.000.

2° Le sigue la clase media media, que cubre al 18,7 % de los chilenos. Su ingreso promedio por hogar trepa a $1.073.000, con un ingreso mínimo por hogar de $670.000

3° Acá se incrusta la clase media baja, a la que pertenece el 24,7% con un ingreso promedio por hogar de $517.000

4° Se ubica la clase media baja y los sectores pobres, que conforman el 36,5% de los chilenos más aporreados, con un ingreso promedio de hogar de $292.000 y un ingreso mínimo del hogar de $218.000.

Aunque toda la clase media se considera portadora de la auténtica meritocracia chilena, la clase media/baja y los sectores pobres (4°) es el que más pitea y vocifera a la hora de los reclamos.

Y es que la clase media/baja tiene dos tipos de sueldos. El sueldo preservativo y el sueldo dietético. El sueldo preservativo es aquel que te corta la inspiración y te quita las ganas. Por su parte, los que ganan el sueldo dietético comen cada vez menos.

La clase media siente y palpa que el esfuerzo los caracteriza y diferencia, pues no cuentan con subsidios del Estado y nunca dejarán de trabajar.

Conviene aclarar que para algunos sociólogos, hoy por hoy el concepto de clase media no debiera definirlo en un cien por ciento el ingreso económico, pues también debe considerarse el acceso al poder. En este caso nuevamente la clase media/baja es la que más reclama, por su orfandad de pitutos  y escasos contactos. Sé de familias de este estamento que “en aquellos tiempos” tuvieron que entrar a trabajar al PEM con cuña, lo que habla a las claras de su labilidad social y contactos irrelevantes.

Ya vimos que la clase-media baja está adherida al primer sector pobre de la sociedad. Parte de este sector sigue ahí por inercia y porque tiene menos aspiraciones que un asmático. Para ellos existen dos tipos de sueldos. El sueldo agnóstico y el llamado sueldo Walt Disney.

Le llaman sueldo agnóstico porque la gente ya duda de su existencia.

Por su parte, el sueldo Walt Disney hace como 30 años que está congelado.

Y colorín colorado, la clase media se ha endeudado…