Necrológicas

Mario Margoni: “La alcaldía ha sido una mala administradora de los bienes y dineros fiscales”

Por La Prensa Austral Miércoles 4 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
1,046
Visitas

Ex jefe comunal lamentó la millonaria deuda que heredarán futuros alcaldes de Natales

Sobre el trabajo del actual alcalde Fernando Paredes, dijo que “podemos decir que supo imprimir desde el principio de su administración el sello de la Udi, basado en el autoritarismo, el sectarismo y en una gestión poco transparente”

Una gestión con claros y oscuros que deja como saldo negativo una elevada deuda que deberán enfrentar los futuros alcaldes de Natales es el resumen del análisis realizado por el ex jefe comunal de la ciudad capital de la provincia de Ultima Esperanza, Mario Margoni, sobre la gestión efectuada por su sucesor en el cargo, el alcalde Fernando Paredes, quien está próximo a cumplir 12 años al frente del municipio.

Margoni manifestó que es indiscutible lo realizado a nivel de infraestructura y equipamiento durante el periodo de Paredes, sin embargo -de acuerdo a su opinión- se contrapone una gestión personalista, basada en el marketing político electoral y que deja como herencia una alta deuda y un grave clima laboral al interior, en especial, de la Corporación Municipal.

Proyectos importantes

Agregó que también han quedado interrumpidos proyectos emblemáticos, necesarios para el desarrollo de la comuna, entre ellos mencionó el relleno sanitario. Al término de la gestión de Margoni se compró el terreno para su emplazamiento, sin embargo, transcurridos 12 años y gastos cercanos a los 6 mil millones de pesos, dicha infraestructura aún no se termina. Según su opinión “el alcalde Paredes tuvo la brillante idea de contratar a la empresa KDM que ha sido cuestionada por su labor en otros municipios del país (Maipú y Cerro Navia) y ahí tenemos el lamentable resultado para la provincia”.

Otra iniciativa que ha implicado una paralización del desarrollo comunal es no contar con un nuevo plan regulador. Sobre este punto en la gestión de Margoni se trabajó con profesionales de la Universidad de Chile en un plan regulador que abarcaba desde el aeropuerto, por el norte, hasta el camino a Dumestre, por el sur, el cual entregaba una herramienta de planificación para que la ciudad tuviese un desarrollo urbanístico, ordenado y de vanguardia y que tuvo un costo aproximado a los $80 millones.

Sin embargo, el iniciarse la gestión de Paredes lo anterior fue desechado, comprometiéndose a realizar un nuevo plan. Sobre este punto, Margoni agregó que “han pasado 12 años y hasta el momento la ciudad no cuenta con una planificación ordenada que impida la construcción de galpones ni de plantas pesqueras y salmoneras a metros del área residencial”.

Añadió que “se permitió la construcción de una planta salmonera a metros de la población Campos de Hielo. Me pregunto ¿dónde está el tema del medio ambiente y el respeto por los vecinos?”.

También criticó la mala ejecución de los trabajos, poniendo como ejemplo la construcción de la piscina terapéutica del Centro de Rehabilitación, cuya reparación implicará una millonaria inversión.

En el aspecto educativo calificó como un fracaso lo ocurrido con el Liceo Politécnico Luis Cruz Martínez, donde se perdió una serie de oficios que se impartían en las aulas y de los cuales la ciudad carece.

Millonaria deuda

Por todo lo anterior y otras situaciones que son de público conocimiento, Margoni dijo que “podemos decir que Fernando Paredes supo imprimir desde el principio de su administración el sello de la Udi, basado en el autoritarismo, el sectarismo y en una gestión poco transparente”.

Agregó que todo ello queda patente con los hechos ocurridos en la Corporación Municipal, que han implicado un malestar generalizado en la población al conocerse luego de un año que el secretario general, Alejandro Velásquez, había sido despedido y tras pagársele una millonaria indemnización fue recontratado con un sueldo más elevado.

A aquello se suma una denuncia por la grabación ilegal de una conversación que fue reproducida en presencia del alcalde Paredes. Sobre este punto dijo que “ello deja en claro que ya no existe ningún respeto al interior de esta entidad y que se ha llegado a un clima laboral poco sano que deberá ser enfrentado por las futuras autoridades”.

Añadió que éstas también deberán pagar una cuantiosa deuda derivada del leaseback que contrajo el municipio y donde existe el peligro que se pierda el terminal de buses. “El rodoviario fue posible gracias a una gestión efectuada en mi administración, donde se contó con el apoyo de autoridades regionales y nacionales para que se concretara. Sin embargo, por los próximos ocho años todos los meses el municipio deberá pagar más de 27 millones de pesos para no perder ésta infraestructura”. Por otra parte, destacó el despertar del Concejo Municipal y de la ciudadanía que en los últimos meses ha realizado una labor fiscalizadora de la labor de sus autoridades.