Necrológicas
  • Alicia Ojeda Rogel
  • Carlos Bustamante Bravo
  • Gladys Díaz Alvarado
  • Mateo Lausic Lausic

Vecinos denuncian que en zona rural de Osorno consumen agua para ganado

Por Agencias Miércoles 4 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
96
Visitas

Habitantes del sector rural de la provincia de Osorno, critican la falta de interés por parte de las autoridades locales por el irregular suministro de agua que no es potable, en la Región de Los Lagos.

Ejemplo de ello, viven cerca de 400 familias de una localidad de San Pablo, que por años consumen el recurso de un pozo destinado a la actividad agrícola y para el ganado.

Se trata de “pozos prediales” creados hace años para atender actividades agrícolas y ganaderas, pero en ningún caso abastecimiento humano, sin embargo las familias del campo no tienen otro acceso al agua y la consumen.

Se trata de una realidad de distintas localidades de la provincia de Osorno, donde ni la gestión gubernamental o acción sanitaria la abordan con determinación, donde los habitantes del mundo rural lo califican como un abuso.

María Eugenia Herrera, quien junto a otras 43 familias vive en el sector Chifca Medio en San Pablo, deben ingeniárselas para tener agua luego que se decretara prohibición de distribución del pozo predial por apariencia turbia de suministro donde los resultados sanitarios aún esperan respuestas.

Jeannete Licandeo, presidenta de la comunidad indígena Mapu Ko, a nombre de su agrupación y vecinos solicitó en octubre un proyecto de agua potable rural ante la dirección regional de obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas, donde se dijo que era perfectamente viable, criticando el porqué no se gestionó mucho antes una obra de primera necesidad.

El alcalde de San Pablo, Juan Carlos Soto, dijo que se aceptan las críticas pero sólo puede responder por sus cuatro años de gestión, asegurando que en su territorio hay 8 proyectos que apuntan a entregar agua potable a sus comunidades, pero identificó falta de un equipo técnico que acelere los proyectos.

Por años las familias del sector usan agua no apta para consumo humano, donde la autoridad de salud, poco o nada hace.

Escuetamente al excusarse de estar en reuniones, el intendente Harry Jürguensen dijo desconocer la situación de los vecinos de San Pablo y que el agua potable rural es un tema prioritario en su agenda de gestión.