Necrológicas

Director de Fide XII: “De aquí al 31 de enero nos abocaremos a buscar fuentes de financiamiento”

Por La Prensa Austral Martes 10 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
503
Visitas

En estos poco más de dos meses en que seguirá funcionando la residencia Juan Pablo II, analizarán la situación de los trabajadores del recinto y los aportes económicos que permitan continuar su operación.

Ya con la oficialización en voz del obispo Bernardo Bastres, que el domingo aseguró que Fide XII se hará cargo de la gestión de la residencia Juan Pablo II de calle Balmaceda, en el organismo ya están trabajando en la organización de esta tarea, que se iniciará después que el Hogar de Cristo finalice su vínculo con la casona, el último día de enero de 2021. De momento, la intención es buscar los apoyos financieros para poder continuar con la labor de atención de los 28 adultos mayores que viven en este inmueble y que son atendidos por una treintena de funcionarios, entre técnicos en enfermería, enfermeras y asistentes.

El director ejecutivo de Fide XII, Reinaldo Leiva, apuntó que tras este anuncio, “de aquí al 31 de enero nos abocaremos a buscar fuentes de financiamiento. Si bien aceptamos este desafío, hay que conseguir el financiamiento. Lo que nos interesó, en primera instancia, fue darle tranquilidad a los residentes que están al interior del hogar y que se sintieran tranquilos de que la labor continúa”.

En esa línea, aunque aún están precisando las cifras con las cuales podrían funcionar correctamente, Reinaldo Leiva calcula que, a grandes rasgos, “aproximadamente son $300 millones al año los que necesita el hogar para funcionar”.

Eso con los residentes actuales, pero el presidente ejecutivo de Fide XII no descartó que se pueda atender a más adultos mayores: “Uno siempre está lleno de sueños, y la idea siempre será que, ojalá, nadie quede afuera. Sabemos que en Magallanes hay muchos adultos mayores que no tienen manera de acceder, porque el Hogar de Cristo tenía un tope, por razones de infraestructura, pero la idea es aumentar las coberturas y los cupos.

Justo el día en que el obispo hizo el anuncio, en paralelo, el alcalde Claudio Radonich informó que plantearon a la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, tener el comodato de la residencia. En ese sentido, en Fide XII reconocieron que, si bien no han tenido contactos con la municipalidad, esperan poder contar con alguna ayuda en esta nueva etapa.

“La idea es que entre más instituciones y más recursos se sumen está bien. El padre obispo, lo que planteó fue una solución ante una problemática que se venía arrastrando y aunque el anuncio del alcalde fue en paralelo, eso no quita que uno pueda sentarse a conversar y ver otras posibilidades. Siempre apuntamos al beneficio del adulto mayor, no nos cerramos a ninguna posibilidad. Si con el municipio puede haber más financiamiento, se pueden hacer otros convenios, y eso significa una mejor vida para los adultos mayores, nosotros encantados”, subrayó Leiva.

Los funcionarios

Otra arista de este acuerdo tiene relación con el personal de la residencia, “que es del Hogar de Cristo, tienen contrato, ya fueron notificados de que se les pagará el desahucio hasta el 31 de enero y lo que haremos nosotros es llamar a un proceso de entrevistas y selección, por lo que pueden volver a trabajar con nosotros. También tienen que ver si aceptan nuestras condiciones. Nos hemos reunido con el sindicato y les expliqué que quizás no podamos cumplir las expectativas que tienen ellos, y en ese sentido, son libres de elegir, pero sí tienen que tener la información y la plena libertad de decidir si ingresan al proyecto o no”, manifestó Leiva.

Eso sí, quienes actualmente cumplen funciones en la residencia, tendrán prioridad a la hora de las negociaciones, puesto que por su labor, han generado un vínculo especial con los adultos mayores del hogar. “No está en nosotros desconocer el trabajo de ellos y la primera prioridad será para ellos. Pero tienen que ver si les convienen nuestras condiciones, que no son las mismas del Hogar de Cristo, porque ellos tienen un sistema de incentivos que nosotros no podemos cumplir”, reconoció finalmente.