Necrológicas
  • Marcos Sepulveda Guajardo

Nuevas bandas de cuatreros con modus operandi diferentes asolan los predios de Tierra del Fuego

Por La Prensa Austral Martes 10 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
1,360
Visitas

Se movilizan en vehículos livianos y focalizan su accionar en los borregos

“Llama la atención cómo es que se pueden mover con tanta facilidad entre comunas, o saliendo de la ciudad al campo (por las medidas de restricción vigentes por la pandemia)”, señala un directivo ganadero

Un nuevo sistema de abigeato se ha puesto en evidencia en el último tiempo en los predios ovinos de Tierra del Fuego, que consiste en la sustracción de pequeños piños que se transportan en camiones más livianos y rápidos, como los Porter o camionetas. Y como se trata de bandas de reciente organización, probablemente los autores llevan rápidamente los animales a sectores de faenamiento clandestino (con seguridad también del área rural) y su carne termina siendo comercializada en forma ilegal -con escasas medidas de higiene- en las ciudades de Porvenir y Cerro Sombrero.

Como los corderos de temporada todavía no están en condiciones de servir a los fines comerciales de los delincuentes, en la actualidad el robo de ganado se centra en los borregos, que poseen mayor masa de carne, siendo cargados en los citados vehículos de transporte hasta no más de 50 ó sesenta cabezas. De esta manera, los abigeatos “actualizados” no son tan masivos como cuando se les arreaba a través de campos, lo que representa una modalidad novedosa respecto al antiguo ilícito que afecta a la industria ovina isleña.

Pocas denuncias

Respecto a las denuncias ante la Fiscalía, el presidente de la Asociación de Ganaderos de Tierra del Fuego, René Milicevic, admite que estas no han pasado de tres en relación al reciente hallazgo de decenas cueros lanares, detectado en la alcantarilla doble sobre el estero de Los Canelos, distante a unos 30 kilómetros al este de Porvenir. Agrega que como se trata de un hallazgo voluminoso, cree que más ganaderos terminarán por reconocer sus animales, de acuerdo a las marcas en pieles u orejas, etapa que está aún en procedimiento. Por lo mismo, el dirigente gremial llamó a los productores ovinos que han sufrido robo de animales, a hacer las denuncias, porque las policías funcionan con estadísticas y así definen focos de delitos.

“Claro que nosotros hemos tenido una serie de reuniones con las policías y Fiscalía y les hemos puesto un montón de antecedentes sobre la mesa. Creemos que son importantes las denuncias, pero si quieren hacer un buen trabajo investigativo, tienen esos antecedentes para hacerlo”, acotó. Milicevic cree que en efecto, se trata de bandas nuevas con métodos distintos a los “tradicionales”, aunque sus integrantes tienen antigua data de delitos, incluso con condenas vigentes, lo que es preocupante.

“Llama la atención cómo es que se pueden mover con tanta facilidad entre comunas, o saliendo de la ciudad al campo, lo que es injusto para la gente que está encerrada (por las medidas de la pandemia) o para los pequeños comerciantes que no pueden abrir sus negocios. En cambio, estos tipos circulan como quieren por todos lados”, acentuó el directivo ganadero.

Terminó manifestando su esperanza en que el fiscal regional sopese que los últimos hechos y denuncias corresponden a un mismo modus operandi y reiteración, para determinar un nuevo foco investigativo y que destine al fiscal especial, Felipe Aguirre, a desplegar los esfuerzos necesarios para esclarecer esta consecución de robos de ganado. Estos partieron en el pasado invierno, tuvieron un incremento en Fiestas Patrias y hoy están en su “peak” causando mayores mermas a la ya alicaída actividad ganadera fueguina.

“Todos saben quiénes son”

Carlos Brstilo, ganadero del cordón Baquedano, admite que no hizo la denuncia “porque no se saca nada”, respecto al robo de unas 45 borregas desde su campo de estancia Draga. “Justo tengo una puerta que hace una curva en el campo, por ahí entraron para el 18 de septiembre, rompiendo el candado y sabiendo que no iba a estar mi encargado ni tampoco yo”.

“Hay un rastro del camión en que las cargaron, tiene que haber sido con perros, porque hay un desparramo de lana, con ellos aguantaban los animales mientras los iban subiendo. Se pasan el dato entre delincuentes, hay uno que tiene un apodo que siempre usa perros y camión, con otro que tiene una parcelita por acá, donde los van faenando. Tenía unas borreguitas para reproducción, dejaron dos moribundas con corderitos adentro”, lamentó.

En tanto, el dueño de estancia Fortuna, Rodrigo Filipic, dijo que había cuatro cueros de sus animales en el grupo de pieles halladas bajo de una doble alcantarilla en el estero Los Canelos de la Ruta Y-71 (Porvenir-Manantiales). Criticó que pese a los controles por toque de queda y restricciones de desplazamiento, los abigeos –a los que todos conocen, recalcó- salen y vuelven a la ciudad con carne faenada ilegalmente, e incluso la venden de manera clandestina, curiosamente sin ser detectados.

Los sectores afectados por los nuevos métodos de abigeato, enumeró, son predios de la Ruta Y-71, cordón Baquedano, Puerto Percy, Onaisín, China Creek, en los campos de Ortiz y hasta al sur de la isla. “Son varias bandas que operan y que comercializan rápido la carne, porque tienen mucha demanda. ¡Es un desastre, en todas partes se encuentran cueros de animales!”, aseguró Filipic.

Desde Punta Arenas, la fiscal jefa de Porvenir, Wendoline Acuña, dijo a través de su encargada de prensa que existen dos o tres denuncias recientes de abigeato y algunas anteriores en Tierra del Fuego, las que investiga la Fiscalía local. Agregó que se evaluará si corresponde aunarlas en un nuevo “foco investigativo”, para que sea el fiscal especializado en análisis criminal, Felipe Aguirre, quien conduzca la investigación de esta “nueva hornada” del delito.