Necrológicas

Niños del Instituto Don Bosco se capacitan en cultivos para crear trampas recicladas

Por La Prensa Austral Jueves 12 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
113
Visitas

De tercero básico, guiados por la profesora Flor Paredes

A través de Par Explora Magallanes y con la asesoría de la profesional de Inia Kampenaike Karina Aguila, siete estudiantes investigan sobre las plantas, las plagas y los insectos

La pandemia ha obligado al trabajo online, frente a la pantalla, pero siete niños de tercero básico del Instituto Don Bosco no se han quedado en eso y ponen en práctica los aprendizajes obtenidos. Ellos desarrollan uno de los 15 proyectos del programa de Investigación e Innovación Escolar, organizado por Par Explora Magallanes, y que finalizará el 27 de noviembre, con una presentación online de todas las iniciativas, correspondientes al primer y segundo ciclo básico.

El objetivo de este programa es que los chicos formulen preguntas a través de experiencias, observación, deducción, para fomentarles desde pequeños la curiosidad y el método científico, para que puedan elaborar proyectos de investigación.

Su proyecto es la confección de trampas para insectos, con materiales reciclados. Guiados por la profesora Flor Paredes, los chicos recibieron asesoría de parte de la profesional de Inia Kampenaike Karina Aguila, quien los guió en aspectos como las hortalizas, los plantines, los insectos, plagas o enfermedades que afectan a los cultivos, cómo hacer trampas caseras y cultivos en espacios reducidos.

Al no haber talleres presenciales, se realizó primero investigación bibliográfica, donde después, los estudiantes entregan material. La profesora Flor Paredes destaca que “son unos niños muy curiosos, les gusta investigar, le das una tarea y solos buscan la información y cuando tenemos encuentro con Karina, le enviamos evidencia, ellos trabajan en terreno. Esto les ayuda a experimentar, va todo por etapas para llegar al proyecto final, la trampa para los bichitos. Por eso tienen que conocer a los insectos, las plantas, qué hortalizas tienen que investigar, esto es un proceso largo, pero entretenido para ellos”.

La docente continuó destacando el compromiso de los chicos. “Ellos van creciendo y comprometiéndose con la ciencia. Esto fue más alla de la pantalla, porque pudimos trabajar en terreno con los chicos. Ellos pudieron descubrir y trabajar con materiales que tenían en sus casas, porque cualquier espacio lo pueden ocupar. El compromiso de los papás es muy importante”, añadió Flor Paredes, que trabaja con muchos de los chicos desde prebásica.

Tras elegir su tipo de cultivo, investigaron sobre lechugas tomates, hortalizas, frutas y las cultivaron en huertas orgánicas simples, en sus casas. Tras conocer toda la información bibliográfica, donde se incluyeron cuentos, juegos, dibujos, adivinanzas, entre otros, buscaron información más avanzada, como tipos de vitaminas que contienen estas frutas y verduras. Con todos estos insumos pudieran crear huertas orgánicas en sus casas, con la ayuda de Inia, que les dio material para crear sus huertas. Ahora están en la etapa de armar estas trampas con material reciclado y ver cuáles son beneficiosos para sus cultivos.

Además, la próxima semana, Par Explora Magallanes les entregará un kit de materiales de investigación.

Dusan Peric es uno de los chicos que comenzó estos talleres con la profesora Flor Paredes en prebásica, y comentó que “me gusta aprender más. Nosotros hacemos huertos urbanos y es lo que más nos ha gustado de lo que hicimos. Vimos el proceso y me llamó la atención. Tengo plantas muy crecidas, de tomates cherries, ciboullettes y cilantro, las plantamos hace unos meses”. Su mamá, Ana María Zúñiga, destacó que “apenas le dije que la tía iba a hacer otro taller, quiso unirse altiro, porque le gusta ese tema de los bichitos, y el primer día salió a buscar bichitos al huerto. Cuando se trata de su tema de las plantitas, está muy concentrado, le gusta mucho este taller y ahora viene la segunda parte, toda la creación de trampas y está ansioso por cosechar los tomates cherries. Llevamos dos meses cuidando las plantas. Estos talleres sirven para sacarlos de la rutina, porque pasan mucho tiempo encerrados en la casa. Compramos semillas y tierra donde lo vi tan entusiasmado”, confesó la madre de Dusan.