Necrológicas

“El ventanal de la desolación” Juan Mihovilovich

Por Marino Muñoz Aguero Domingo 15 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
119
Visitas

Esta es la tercera edición del primer volumen de cuentos de Juan Mihovilovich Hernández (Punta Arenas, 1951). Publicado originalmente en 1989, es su segundo libro después de la novela “La última condena“ (1983).

El texto contiene 28 cuentos, entre ellos el que le da el título, 14 de los cuales están claramente ambientados en Punta Arenas. En todos estos relatos ya se vislumbran los elementos que trazarían la ruta narrativa (cuento y novela) de Mihovilovich, como su preocupación por la existencia del ser humano a través de un acabado tratamiento psicológico de los personajes: seres desesperanzados, en ocasiones marginales, condenados a encierros físicos o psicológicos, para los cuales hay difusos límites entre pasado, presente y futuro, vida o muerte, realidad, sueños y fantasía, y donde los aparentes ganadores en ocasiones son, a la vez, perdedores (como si hubiera algo que ganar o perder en muchas de estas historias).

Apreciamos también el rol que el autor asumiría en lo sucesivo en su obra, haciendo las veces de protagonista con bastante frecuencia, ya sea en primera o tercera persona, no obstante, no caeremos en la tentación de afirmar tajantemente que se trata de una escritura autobiográfica, aun cuando muchos elementos de ella nos sugieran esta opción.

Se destacan las acabadas descripciones de las atmósferas que rodean las tramas y la cuidada delimitación del espacio geográfico o el entorno que las circunscribe; en especial cuando alude a nuestro viejo y querido Barrio Yugoeslavo de Punta Arenas, el de las décadas de 1950 y 1960, delimitado por el Río de las Minas, el Estrecho de Magallanes, los basurales y la Avenida Bulnes con la Iglesia Don Bosco. Un micromundo con escuela, prostíbulo, panadería, chancadora, club deportivo (el “Progreso”), fábrica de conservas o zapatería (reparadora de calzado) donde, al amparo del dueño y en medio del polvo del esmeril y el humo prohibido de los primeros cigarrillos de la infancia y adolescencia, se hurgaba en la existencia cotidiana de los habitantes del sector; baste pensar en los secretos que guardaban los gastados zapatos que llegaban hasta el taller para su reparación y quizás para borrar la huella de uno que otro pecado.

Como en muchas de sus obras posteriores, nuestro autor hace gala de un cuidado manejo del lenguaje, ninguna palabra está demás y detrás de cada frase tenemos un símbolo o una pista. En suma, una técnica impecable que también lo es, desde la construcción narrativa. Se distingue, eso si, en este Mihovilovich primigenio una importante carga poética, que se ha diluido en trabajos posteriores como, por ejemplo, en la recopilación de cuentos “Bucear en su alma” (2018). Y, como en muchas de sus obras posteriores también, asoman esas imágenes que se tornan recurrentes: el Estrecho de Magallanes, el Río de las Minas, los basurales, el cielo, los pájaros o los árboles.

Esta edición de “El ventanal de la desolación” llega (y no es casualidad, pensamos) después de dos textos capitales de Mihovilovich: las novelas “Espejismos con Stanley Kubrick, relatos novelescos” (2017) y “Utero” (2020) en los cuales su protagonista vuelve a los orígenes en busca del sentido de la existencia, esos orígenes están en el libro que hoy reseñamos: quizás se esté cerrando un ciclo o afinando la búsqueda.

Esta nueva entrega de “El ventanal…” con su novedosa presentación en formato de mini libro y complementada con una bellísima ilustración de portada e ilustraciones interiores, obras de Sanna Jaaskelainen, esposa de Juan Mihovilovich, nos da la oportunidad de adentrarnos en la literatura de su autor, desde sus primeros pasos en los márgenes del Estrecho de Magallanes.

Juan Mihovilovich es uno de los más importantes referentes de la narrativa nacional contemporánea. Ha publicado nueve novelas, cinco recopilaciones de cuentos, además de la biografía testimonial “Camus Obispo”.

“El ventanal de la desolación” Juan Mihovilovich, 188 pgs., 3ª edición.- Editorial Entrepáginas Ltda., 2019; Punta Arenas. Ilustraciones portada, interiores y foto del autor: Sanna Jaaskelainen. Primera edición: Autoedición, Linares, 1989, Segunda edición: Editorial Marana-tha, Talca, 1992.