Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz

Michelle Villa Ormeño, terapeuta ocupacional: “La solución inmediata para mí no existe, porque es ‘tapar’ una consecuencia de algo más profundo”

Por La Prensa Austral Domingo 15 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
818
Visitas

Tras titularse hace dos años como terapeuta ocupacional en la Universidad de Magallanes (antes había estudiado arte y fotografía), Michelle Villa Ormeño inició su trabajo de manera convencional, hasta que conoció la medicina integrativa, en la que actualmente está terminando un diplomado.

“Cuando comencé a estudiar medicina integrativa tenía un ramo sobre las plantas, aromaterapia, cosmos y todo lo relacionado con el ser humano y las influencias directas que tiene. Así conocí la aromaterapia. Me inscribí con la marca Doterra y me llegaron unos aceites; comencé a experimentar con ellos, leer y estudiar mucho, haciendo cursos vía online. Probé con familia y amigos, para después crear un Instagram donde me comunico con gente a la que ayudo a través de la aromaterapia”, expuso sobre su labor.

Aunque pudiera pensarse, de acuerdo a esa visión tan convencional que aún se mantiene, que estas terapias son exclusivamente para mujeres, Michelle Villa advierte de inmediato que son para personas en general, “de hecho trabajo con niños, mujeres, hombres, jóvenes, adultos, adultos mayores. Hace poco lancé una colección que si bien no es exclusiva para mujeres, sí recibe la influencia lunar, entonces la idea es que se base en el ciclo menstrual, los dolores, el amor propio y esa es la colección femenina floral, pero en el fondo, todos los aceites que hago son personalizados”.

En este proceso, explica que “no es que diga ‘me duele la cabeza’ y yo le dé tal cosa. La idea es que me hable sobre eso, cómo son esos dolores, cada cuanto, si son crónicos, agudos; cómo es su vida, ocupación, cómo duerme. En el fondo, que sea una intervención holística-integrativa”. En este año, todas estas consultas se realizan vía online, a través de llamadas, audios o videos, las que se pueden contactar a través de su Instagram @michellevilla_to.

Una vez teniendo el panorama claro de la persona a la que atiende, Michelle Villa crea el roll on de aceite: “Se extrae de la planta, que es la parte más pura, y se puede utilizar por varias vías. En mi caso, trabajo con la vía tópica, que se aplica directamente en la piel o la olfatoria, que es cuando la persona inspira este aroma. El roll on se aplica en diferentes partes del cuerpo, les voy explicando dónde se las debe aplicar, de acuerdo a lo que necesite. Se puede utilizar varias veces en el día y no provoca irritación. Lo importante es que es una terapia súper consciente, la persona es la que se va a ayudar, yo no le voy a decir ‘tómate esta pastilla y se te va a pasar el dolor’. La solución inmediata para mí, no existe, porque es tapar una consecuencia de algo que está pasando, que es más profundo”, manifiesta.

En ese sentido, profundiza, “la solución no viene de afuera, que es lo que dice la medicina industrial, clínica, que vivimos en Chile, en que estamos acostumbrados a tomar una pastilla para que se nos pase el dolor, pero qué hay detrás de eso y es lo que hay que empezar a tratar”.

Por ello, en este periodo de pandemia, estas terapias son muy útiles, “sobre todo porque han brotado más problemas de salud mental, respecto del ánimo y la gente, lo que necesita es ser escuchada. Y lo que pasa ahora es que uno va a un doctor que te atiende 10 minutos, te entrega una pastilla, pero no te está escuchando respecto de lo que te pasa, el contexto. Lo que trato de hacer es tomarme el tiempo para escuchar a las personas y ver lo que realmente les pasa y sienten. Más que tomar una pastilla u oler un aroma es cómo tengo que dormir, qué tengo que comer; todo eso contribuye a que la persona esté bien de una manera más holística”.

Finalmente, la terapeuta está convencida de que éste es un camino válido para las personas. “De hecho son terapias que ya no se les llama alternativas complementarias, porque por sí solas también pueden ser una gran ayuda y no necesitar nada más. Como estoy estudiando medicina integrativa, estoy abierta a todas las posibilidades y sacar lo mejor de cada una de las medicinas que existen en el mundo y entregárselas a las personas, de acuerdo a lo que necesitan. No me cierro a que la aromaterapia es lo único. El tema de la salud mental va ligado con todo. Si uno no se está alimentando ni durmiendo bien, tiene relaciones tóxicas que no lo están ayudando, eso sí o sí va provocar problemas en la salud mental y por eso tenemos que trabajar como un conjunto”, concluyó.