Necrológicas

Dieron el “Sí” con la mascarilla puesta y celebraron en emblemáticos puntos del centro

Por La Prensa Austral Viernes 20 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
5,219
Visitas

El soleado día de jueves coincidió justo con una fecha que no quisieron postergar. El 2020 ha sido malo para la gran mayoría, pero Evelin Barcena Nitor y Eric Gallardo Mayorga decidieron formalizar sus dos años de pololeo y se casaron, a pesar de que tuvieron que postergar la fiesta familiar que tenían preparada. Ambos se unieron en matrimonio en las oficinas del Registro Civil, pero en lugar de irse a sus hogares, aprovecharon los aires primaverales y fueron hasta el monumento a Hernando de Magallanes y a las letras de Punta Arenas, en la costanera, para registrar su momento en fotografías.

“Fue una decisión que tomamos, casarnos este año por el Civil y el próximo, por la iglesia, por lo de la pandemia, esperando que el próximo año ya todo haya pasado. Lo de ir a la Plaza fue algo que se le ocurrió a mi padrino que con la madrina de ella nos dijeron que aprovecháramos el día bonito”, partió relatando Eric Gallardo, de 31 años y operador de producción de Enap, en Posesión. En tanto, la novia, de 36 años, ingeniera en prevención de riesgos y asesora en Copec, agregó que “queríamos que fuera especial, pero lamentablemente, por la situación actual, no pudimos tener a toda la familia. Mi mamá está en Río Gallegos y no pudo viajar”.

Pero para la ceremonia, tuvieron que pedir un permiso especial, el cual tenía hora de inicio, pero no de término. “Estábamos citados a las 11 horas, pero salimos del Registro Civil a las 12 y media”, recordó el novio. Ambos lucieron sus mejores trajes para la ocasión, aunque solamente Evelin Barcena pudo darse el lujo de encargar su vestido de novia a una modista de Santiago. Pero el próximo año, cuando sea el matrimonio por la iglesia, el 23 de octubre, ahí vestirán como soñaban.

Obviamente, la presencia de ambos llamó la atención en el centro. Pero solamente recibieron buenas vibras. “Nos tocaban la bocina, nos felicitaban y es bonito, uno se pone contento. En la Plaza, una señora se acercó a Evelin y le dijo ‘paciencia hija, paciencia’”, contó Eric Gallardo a modo de anécdota. Obviamente, en todo momento estuvieron con su mascarilla puesta, salvo, claro, al momento del beso.

Finalmente, se fueron a su departamento, en Alta Vista, Avenida Santa Juana, a celebrar un sencillo cóctel con algunos de sus familiares más cercanos, porque una vez que pase la cuarentena se pondrán de lleno a planificar la fiesta del próximo año, pero por lo menos, en este fatídico 2020 podrán decir que su amor fue más fuerte que la pandemia.