Necrológicas
EDITORIAL

Exabrupto de un consejero

Por La Prensa Austral Viernes 20 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
115
Visitas

Las nuevas tecnologías le han pasado la cuenta a más de algún personero público y, sobre todo esto de que se quede un micrófono abierto, le ha valido a muchos no sólo tener que hacer frente a las burlas y, en varios casos, al escarnio, sino granjearse el rechazo de sus pares y de la ciudadanía.

Presidentes de la República, ministros, parlamentarios, jefaturas militares y de orden, empresarios y dirigentes gremiales, sociales y deportivos han tenido alguna vez que dar cuenta porque alguien les grabó y difundió sin su consentimiento una opinión o, como fue recientemente el caso de un consejero regional, un micrófono abierto permitió que su parecer fuera divulgado públicamente en una reunión online.

Por los términos coloquiales y despectivos usados para referirse a representantes del Turismo y el Comercio de la Provincia de Ultima Esperanza, el integrante del Consejo Regional que los profirió debió pedir disculpas públicas, luego de que los aludidos expresaran su indignación por dicho exabrupto.

Rápidamente solidarizaron con los indignados dirigentes un consejero regional por dicha provincia y el alcalde de Natales, para quienes los conceptos vertidos resultaron repudiables e insensibles, considerando el pésimo momento que están viviendo cientos de pequeños y medianos empresarios vinculados al Comercio y al Turismo producto del cierre anticipado de la temporada en marzo pasado por el coronavirus y el efecto negativo que las medidas restrictivas para combatir la pandemia han tenido sobre estos sectores y toda la economía regional.

No parece tan sostenible argumentar que el uso de las desafortunadas expresiones se pueda justificar, en parte, arguyendo una suerte de impotencia frente a que dirigentes de diversos sectores acudan al Consejo Regional pensando que allí pueden estar las soluciones para sus problemas, siendo que no está en tal órgano colegiado decidir ciertas materias.

Como bien dijo el jefe comunal natalino, los ciudadanos y quienes buscan ganarse la vida con su esfuerzo cotidiano y en forma noble están enfrentando un momento crítico, que está comprometiendo el sueño y trabajo de años y que, ante tal desesperación, buscan ser escuchados respetuosamente por las autoridades y por aquellas personas que, gracias a sus votos, están en espacios de poder y decisión desde donde pueden resolver medidas concretas o incidir para que otros las adopten.