Necrológicas
  • Patricio Oyarce
  • Mauricio Tolosa Palacios
  • Zenaida Paredes Oyarzún
Luego de más de tres meses cerradas

Abrieron las galerías, pero los locales tendrán que esperar la autorización

Por La Prensa Austral Jueves 26 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
761
Visitas

Con expectación recibieron en las galerías céntricas la hora de apertura, tras la autorización de parte de las autoridades, que al final reconocieron que no había ninguna razón para mantener cerrados estos centros comerciales durante la pandemia, conclusión a la que llegaron después de tres meses. Al final, los afectados fueron los locatarios, que durante este tiempo no tuvieron ingresos y debieron continuar pagando arriendos, servicios y deudas.

En el Caracol Austral, donde se permitirá que circulen 120 personas, las autoridades brillaron por su ausencia, quizás porque no querían recibir algún reclamo de algunos de los locatarios. Solamente llegó Juan Pablo Martínez, vicepresidente de la Cámara de Comercio Detallista y Turismo de Punta Arenas, quien indicó que la semana pasada, tras una reunión con el ministro de Economía, Lucas Palacios se acordó que éste hiciera el llamado a las autoridades locales para terminar con la restricción, “porque al parecer, había una diferencia de interpretación entre Salud, Trabajo y Economía, por lo que a través de Economía terminamos
desenredando esta madeja para poder tener la visión conjunta de las autoridades y finalmente, determinar que esto se podría haber abierto desde siempre, el instructivo no deja claro el tema de las galerías y lo que esperamos es que haya un ‘paso a paso’ regionalizado y así se lo vamos a hacer ver al Presidente Piñera, con el que tendremos reunión el próximo fin de semana y con el ministro del Interior, que es de quien depende, finalmente, los permisos colectivos y salvoconductos para que la gente circule libremente por la ciudad”.

La administradora de la galería Caracol, Angélica Gallardo, recordó que “solamente tenemos injerencia en lo que compete al común de los locatarios, si no tengo alcohol gel, áreas demarcadas y viene alguien de Salud que ve que no están las medidas, ese es problema del locatario. También hay que pensar qué es primera necesidad y hoy en día es todo, y los que cumplen las medidas podrán abrir sus locales y los que no, solamente con la puerta cerrada y con delivery. No hay un listado que diga qué locales son esenciales o no y como administración no conocemos todos los giros a un local, que puede tener, por ejemplo, seis y uno de ellos es de primera necesidad. Yo le agradezco a Juan Pablo Martínez quien fue el que gestionó esto”, expresó.

Mauricio Contreras, del local de venta de ropa “Geminis”, recordó que a pesar que continuaron vendiendo por delivery, no pudieron cubrir los gastos comunes y consumos, “y esto nos ilusiona, porque viene la Navidad. Nosotros podemos abrir porque tenemos giro de baratillo y bazar, podemos vender cosas para higiene y la ropa interior, que también es esencial, la gente no tiene dónde comprarla”. Al lado, en “Almendra”, que vende artículos de regalo y librería, Marta Vera reconoció que “contenta por un lado que el comercio pueda abrir sus puertas, y estamos pensando en atender en la puerta, acercándole lo que quiera o por WhatsApp y Facebook coordinar ventas. Nuestro rubro es de ver, mostrar, pero tendremos que adecuarnos a una regla más. La venta por delivery funcionó, pero no es lo mismo”.

Galería Palace

En la Galería Palace, tal como en el Caracol y en calle Bories, funciona Regalos Betycel, donde la administradora, Silvana Paredes, comentó que “tiene que pasar el Servicio de Salud para verificar si podemos abrir o no. Tenemos hartos artículos navideños, mascarillas y estamos en el proceso de extender la patente. Demoraron demasiado en abrir, el comercio grande, para qué vamos a nombrar, tienen unas cuantas cosas esenciales y la gente entra y compra de todo”.

Un local que está en la incertidumbre es Aroma Café, en el medio de la galería. Nancy Peñaloza explicó que “solamente dependemos de esto y ojalá a la autoridad se le ablande el corazón y nos permita trabajar. Mientras Salud no nos dé el pase, no podemos funcionar, no voy a infringir la ley”. Confesó que para mantenerse durante estos meses, “apelamos al 10%, y ya no queda, porque son cinco meses. Cuando levantaron la primera cuarentena no alcanzamos a recuperar nada, pero la autoridad tiene la última palabra”.

El administrador de la galería, José Luis Parra, espera que la autoridad sanitaria autorice a abrir a todos los locales, y pudiendo recibir a unas 120 personas circulando. “Hay que ver cuáles son los productos esenciales. Y estimo que de aquí a mañana se pueda determinar. Abriremos a las 9 y media de la mañana y cerramos con el toque de queda a las 19 horas”.

Finalmente, en Jessi Joyas lamentaron que primero se informara que iban a abrir completamente la galería, para después ver que cada local debía pasar por la prueba de las autoridades de Salud. “Estábamos felices, porque cinco meses sin trabajar y nosotros vivimos de esto. Dijeron que se podían abrir las tres galerías, pero no todos los locales, solamente los que tienen artículos esenciales. Todos nuestros ahorros, el 10% y la devolución de impuestos nos permitieron mantenernos, pero ese dinero era para reinvertir en un principio”, expuso la dueña del local, Jessica Escalona.