Necrológicas
  • Héctor Mansilla Barrientos (Tito)
  • Oscar Bahamóndez González

Centro Kinésico Cekipp, atendiendo esos problemas que la mayoría de la gente omite

Por La Prensa Austral Domingo 6 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
677
Visitas

Con la pandemia del Covid-19, la preocupación en temas de salud ha estado centrada en si uno tiene fiebre, síntomas de resfrío o malestar corporal. También en lo que se refiere a salud mental, con toda la depresión y estrés causado por las cuarentenas, restricciones e inestabilidad laboral y económica. Pero hay ciertos problemas de salud que pasan inadvertidos o a los que no se les toma tan en serio hasta cuando ya están muy desarrollados. Es lo que sucede en el llamado piso pélvico, con afecciones como incontinencia urinaria, prolapso de órganos pélvicos, incontinencia anal-fecal, disfunciones sexuales, constipación, vejiga hiperactiva, dolor pélvico crónico, entre otros, que afectan a gente de todas las edades.

Para tratar todo este tipo de dolencias, nace hace cuatro años el Centro Cekipp, especialista en piso pélvico adulto y pediátrico, por iniciativa de las kinesiólogas Yasna González y Nicole Vicencio. “Partimos con piso pélvico de la mujer y después nos fuimos especializando en las otras áreas en hombre y en niños, y también en el embarazo y postparto”, partió explicando Vicencio.

La mayoría de las consultas que reciben son de personas que sufren de incontinencia urinaria, pérdidas involuntarias de orina, al reír, toser, estornudar, cambiar de posición o realizar ejercicios. Igualmente son muchos quienes asisten para tratar prolapsos pélvicos, esto es cuando “se caen un poquito los órganos y obstruyen el paso, dentro de la zona pélvica. En los hombres igual hay incontinencias urinarias, disfunciones eréctiles, eyaculación precoz, disfunciones sexuales. En el área pediátrica, pérdidas de orina en la noche, niños que se orinan en la cama después de los 5 años; niños que son constipados, esto es que se aguantan mucho para ir al baño; niños con mielomelingocele y apoyamos a los papás en todos los procesos de control de esfínter”, detalló Nicole Vicencio.

En los embarazos “también hay incontinencias urinarias que también se tratan -advirtió Yasna González- no es que se haga mal, igual se normaliza un poco. Y también trabajamos disfunciones músculo-esqueléticas (dolores de espalda), pubalgias; también con prevención y educación en el área de preparación al parto, en que la mujer sepa cómo trabajar en su casa previo al parto, las posiciones, el pujo, la respiración. Y también, en el post parto si ha tenido alguna complicación o en la cesárea, por ejemplo, las cicatrices, involucramos todo el dolor que tiene y todo lo que está alrededor afectado”.

Ambas profesionales advierten que muchos de estos problemas de salud son dejados de lado, y se normalizan, por lo que falta “mucha educación al respecto, y que te informen que esto no es normal, que es muy común y se ha normalizado. Nos cuentan que nunca les enseñaron sobre esto o a la rehabilitación desde antes”, explica González. En eso, mucho influye la vergüenza y trancas sociales sobre estos temas. “La mujer cuando va al ginecólogo por tema de embarazo, post parto o controles, no se pregunta si tiene pérdidas de orina, no es algo que se ataje y, como se normaliza, tampoco consulta hasta cuando ya hay un problema serio. Y está la mujer que busca y encuentra que hay una opción de rehabilitar la zona sin operarse, sino entrenando un músculo que no se está trabajando y que es muy desconocido; poca gente tiene conciencia de trabajarlo, porque no se enseña. Por lo mismo, trabajamos mucho en educación, con talleres”. En todo caso, el 80% de sus pacientes son mujeres, porque “los hombres, en su mayoría vienen después de la extirpación de la próstata por un cáncer y quedan con incontinencia, pero preventivo, el hombre es más complicado y viene derivado por el médico; la mujer es más busquilla”, añadió Yasna González.

Por eso llama la atención sobre situaciones muy comunes, pero que no son normales: “dolor en el embarazo, disfunciones sexuales masculina y femenina, pérdidas de orina en el deporte o al reír o toser, hacer mucha fuerza o esperar mucho rato para defecar, o ir corriendo al baño a orinar o ir muchas veces; son cosas que se han normalizado mucho”.

También indica que varios de estos problemas vienen desde la primera infancia, cuando se les enseña a los niños a controlar. “El proceso de continencia es un tema madurativo del sistema nervioso, y si te obligan a controlar, vas a apretar todo tu piso pélvico, tus músculos, tus esfínteres y eso a la larga, te va a provocar problemas para vaciar tu vejiga o intestino”, añadió Vicencio.

Las terapias que realizan son, en mujeres, de tipo intracavitarias, ginecológica, evaluando la musculatura, contracción, coordinación. Con los niños no se hace nada intracavitario, sino que se pregunta a la madre y se evalúa lo que se observa.

El Centro Cekipp cuenta con convenios con Isapres y Fonasa, atienden en Ignacio Carrera Pinto 1330, sus redes sociales son Cekipp_puq en Instagram y Cekipp en Facebook; el correo electrónico cekipp.puq@gmail.com y los números de WhatsApp +56964996679 ó +56983160412.