Necrológicas
  • Elvia Nelly Briones Muñoz
  • Harold Hjelmer Krusell Johansen

El sentir de los voluntarios de la brigada de Bomberos de Río Seco: “No se ha avanzado mucho”

Por La Prensa Austral Lunes 7 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
779
Visitas

La pandemia, la cuarentena y por otros problemas anexos obligaron a extender los plazos para reactivar la Brigada de Bomberos de Río Seco. Su director, Néstor Pavez Alvarez, espera que de aquí a marzo los 26 voluntarios tengan todos los cursos de bombero exigidos. Además anhelan contar con una infraestructura para trabajar, ojalá, antes del próximo invierno. Sin embargo, reconoce que no ha sido un proceso fácil, aunque frente a ello reconoció el compromiso de cada uno de los voluntarios.

Hizo mención que en el intento de conformar esta brigada han sufrido la pérdida de dos bomberos Pedro Sánchez y Patricia Peña. “Por eso hay un sentido de compromiso por quienes ya no están y lucharon por esta brigada. Ellos nos instan a seguir luchando para concretar este sueño que tiene años”, enfatizó.

Para Pavez lo fundamental es la capacitación de las 26 personas que dan vida a esta brigada, más el director y el capitán (que provienen de otras compañías). Ellos deben cumplir con el objetivo de ser bombero inicial para participar de las emergencias, lo que permitirá concretar algunos proyectos que tiene el Cuerpo de Bomberos, tales como la implementación de un cuartel y la adquisición de un carrobomba para la naciente brigada.

En materia de infraestructura, se realizó un trabajo con empresas regionales para la habilitación o construcción de un gimnasio, de manera de contar con los espacios necesarios, oficinas y una sala de reuniones. “Tenemos un gran grupo humano, están muy compenetrados y comprometidos con el sector y con el objetivo de contar con un cuartel de bomberos”, complementó Pavez.

Una de las voluntarias, Cristinne Palacios Vergara, admite que este es un anhelo de largos años, señalando que aún les faltan muchos cursos para completar la malla inicial y es algo que les preocupa porque desde que se inician en su calidad de bomberos hay un año para completar todos los cursos. Este 11 de diciembre cumplen un año y todavía les restan sortear cinco cursos.

Sobre su incorporación a este equipo, señala que ha escuchado las historias de quienes conformaron la primera brigada y que ha sabido que con un balde de agua tenían que enfrentarse a los incendios porque las compañías de la ciudad se tardaban en llegar.

El gran incendio desatado en noviembre del año pasado y que significó la pérdida de cuatro viviendas, gatilló la creación de la brigada. “Eran personas que conocíamos, cercanas a nosotros y lo perdieron todo porque las compañías llegaron muy tarde. Eso nos hizo entender el riesgo en el que estábamos, porque cualquiera podría estar en esa situación”.

De la misma manera Christian Leviniere Peña, quien ha formado parte de las distintas brigadas que se han conformado en Río Seco, sostiene que han tenido muchos “portazos” para hacer los cursos exigidos. Todavía les restan cinco, además la parte práctica, por lo mismo hay una sensación de que no se ha avanzado en este desafío.

“Soy uno de los antiguos que sigue peleando por la compañía. Llevo años luchando por esto, para que se pueda concretar, pero si no es una traba es otra, han sido años. Hay amigos, vecinos y familia que han bajado los brazos, porque si no se ve avance por años es difícil seguir. Ahora hemos tenido un ‘portazo’ tras otro”, enfatizó.

El apoyo municipal

Este sábado la brigada se reunió con el alcalde Claudio Radonich, para abordar las preocupaciones y las barreras que deben sortear para avanzar en este proyecto. “Este es un proceso que hemos estado acompañando desde el año pasado en que se produjo un incendio a pocos metros de la pasarela en que se consumieron cuatro viviendas y eso generó una reacción de los vecinos que exigen tener bomberos en la zona”, subrayó el jefe comunal.

Añadió que la actividad bomberil está normada por ley y tiene una serie de reglamentos. “Deben cumplir con una serie de cursos para que los certifiquen, porque tenemos el orgullo de poder decir que la labor de bomberos se ha profesionalizado, voluntarios pero profesionales”.

En paralelo, hay trabajos para la habilitación de espacios por medio del Rotary Club y la Agrupación de Amigos de Río Seco que han estado trabajando en conjunto.

En la oportunidad, el past president del Rotary Club Punta Arenas, Alejandro Acevedo Uribe, expresó que se realizaron gestiones con la Superintendencia de Bomberos para darle vida a esta iniciativa. “Comenzamos a gestionar mediante nuestra red de contactos con las empresas privadas para poder adquirir este contenedor (que se habilitará como oficinas y salas de reuniones) que es el primer paso. Por eso nuestro llamado es al resto de la comunidad empresarial a ponerse una mano y otra en el corazón para seguir colaborando con un sueño que tiene una larga data entre los vecinos del sector”.