Necrológicas
  • Ramón Lincomán Manel

Flujo de usuarios en locomoción mayor aumentó y llegó a 92 mil pasajeros

Por La Prensa Austral Sábado 12 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
115
Visitas

Seremi de Transportes, Marco Mella, dice que empresa operadora es fiscalizada vía online y con controles in situ.

A dos meses del inicio de las operaciones de la empresa Ascendal, en el servicio de buses de transporte público mayor en Punta Arenas, el balance del servicio por parte de la autoridad local es positivo porque se está cumpliendo con un servicio que por ahora está acorde a la época estival y marcada por una extensa cuarentena.

El secretario regional ministerial de Transportes, Marco Mella, explicó que el servicio es apoyado por un subsidio mensual promedio cercano a los $300 millones y la empresa operadora es fiscalizada vía online y por fiscalizadores del servicio en los terminales como en diversos sectores de la ciudad.

Dijo que en el primer mes de operaciones, en octubre, la empresa movilizó a 78.388 pasajeros y durante noviembre se trasladaron 92.615 usuarios, lo cual refleja un leve aumento, pero también la confianza que está ganando el servicio por parte del público.

Desde que comenzó el servicio, el 1 de octubre pasado, la empresa Ascendal dispuso la salida de 40 de los 70 buses que conforman la flota y ello se adoptó porque la ciudad está en cuarentena total y no se justifica la circulación de todas las máquinas.

Mella señaló que la cantidad actual de máquinas en circulación está acorde al llamado plan Verano, que se aplica cuando baja el movimiento de usuarios por las vacaciones y los estudiantes no asisten a clases.

Posicionador satelital

El mismo seremi de Transportes muestra la pantalla de su computador desde donde mantienen el control del desplazamiento de cada uno de los buses. Para ello cada máquina tiene activo un GPS o posicionador satelital que va emitiendo en forma directa si está circulando o se detiene en algún sector.

Este monitoreo online permite controlar el desplazamiento de las cinco líneas o frecuencias. En este mapa virtual de la ciudad la autoridad se fija en controlar para algunas frecuencias 16 arcos o cruces y para otros recorridos 18 arcos o cruces, por ejemplo: cruce de calle Zenteno y Mardones.

Asimismo, se controlan la ida de sur a norte y regreso de norte a sur fijándose en parámetros como índice de frecuencia que remite la información si el bus determinado debía salir a las 7 de la mañana y lo hizo a la hora indicada y si otro debía hacerlo diez minutos después haya sido en la hora establecida.

También está el índice de puntualidad que significa chequear que el bus pasó a la hora y minuto establecido en determinado paradero. Esto también permite que cada pasajero o usuario tenga confianza en que si un bus pasa por el paradero más cercano de su casa lo haga siempre a la misma hora que acostumbra esperarlo.

Otro indicador es la regularidad de velocidad en la que se desplazan.

Marco Mella advierte que si un bus no completa la vuelta del recorrido inmediatamente el sistema avisa y eso es causal para no pagar el servicio de esa vuelta a la empresa operadora.

Fiscalización en terreno

Asimismo, hay fiscalizaciones aleatorias en el patio de la empresa concesionaria como en los terminales de cabecera de los recorridos y en diversos sectores de la ciudad para verificar el paso de las máquinas en los paraderos formales y fijarse en el índice de puntualidad.

Citó a modo de ejemplo que justamente ayer en la tarde se realizó una fiscalización en el patio de la concesionaria donde se verificó que haya 30 máquinas sin circular. Así también han verificado razones cuando una máquina determinada pasa muchos días sin circular, disipándose las dudas porque está en reparaciones de algún vidrio roto o sometida a desabolladura en parte de su carrocería como ocurrió con uno de los buses que había sido impactado en su parte trasera.

“No hemos encontrado situaciones que ameriten hacer alguna observación o cursar multa. Sólo en el primer mes de funcionamiento ellos tuvieron un índice de frecuencia de 97% y en el segundo mes que estamos procesando estará muy cerca del 99% de cumplimiento”, expresó el seremi de Transportes.

Recalcó que hoy el plan operacional está ajustado a la cuarentena y no se puede sacar a circular a todos los buses porque tampoco está la demanda y basta ver que las máquinas circulan con pocos pasajeros.