Necrológicas
  • María Juana Klein Hernández

Pescador casi mata a su ex pareja y al bebé en gestación

Por La Prensa Austral Sábado 12 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
4,139
Visitas

Fue formalizado por femicidio frustrado y enviado a la cárcel.

Por los delitos de femicidio y aborto en grado frustrado, además de un desacato en contexto de violencia intrafamiliar, terminó formalizado judicialmente ayer Franco Pillancar Pillancar.

Esta persona estuvo a punto de protagonizar una tragedia mayor de no ser por la oportuna llegada de un radiopatrullas de Carabineros al domicilio que arrienda la mujer, en calle Bahía Decepción.

La policía fue alertada por vecinos que escucharon gritos de auxilio y llamaron al nivel 133.

Eran las tres de la mañana de este viernes. El sujeto tenía en sus manos un cuchillo de 19 centímetros, con el cual hirió en una pierna y en el abdomen a su ex pareja, cuando los carabineros decidieron irrumpir en el domicilio ante la solicitud urgente de auxilio que se escuchaba desde el exterior.

Esto evitó que el sujeto pudiera quitarle la vida a la mujer, ya que se encontraba ebrio. Había estado ingiriendo licor toda la tarde, luego de regresar de zona de pesca.

En la audiencia de control de detención el fiscal Fernando Dobson dio a conocer la dinámica de los hechos que parten con la llegada del imputado a la casa el jueves en la mañana, pese a tener prohibición de acercamiento a la mujer.

El temor que le tiene, por lo agresivo que es, la llevó a no denunciar su presencia en su hogar, donde vive con un hijo de 6 meses y además está embarazada de 12 semanas.

Por la tarde de ese día comenzó a beber y junto con ello vinieron los primeros insultos y golpes, hasta que se durmió.

Ella pensó que esto lo calmaría, pero la situación se agudizó con el pasar de las horas. A las tres de la mañana la golpeó y amenazó una y otra vez con matarla, tomando el cuchillo con el que infirió dos cortes, el muslo y abdomen. Esto último pudo haberle provocado un aborto por el hijo en gestación de ambos.

“Me enterró el cuchillo en la pierna izquierda y cuando lo tenía en mi estómago entró Carabineros”, declaró la víctima.

Pero antes el sujeto se autoinfirió heridas para decir que ella lo había agredido. En medio de una relación tortuosa de cinco años, con alejamientos judiciales de por medio.

Incluso en esta audiencia el fiscal aprovechó de formalizar al imputado por otra causa, de amenazas en contexto de violencia intrafamiliar en perjuicio de la misma víctima.

Dobson pidió la prisión y pese a la oposición del defensor, Leonardo Vallejos, el juez Cristián Armijo acogió la medida cautelar y Pillancar ingresó a la cárcel de Punta Arenas.

A esta causa se agregarían otras, también por violencia intrafamiliar, en perjuicio de la misma víctima.