Necrológicas
  • Viviana Bahamóndez Mercado
EDITORIAL

“Regionalización” del Plan Paso a Paso

Por La Prensa Austral Martes 15 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
89
Visitas

Cuando Punta Arenas cumplió 115 días bajo cuarentena, llegó el esperado anuncio: la comuna podrá salir de la fase 1 del Plan Paso a Paso e iniciar la transición o fase 2, es decir, a partir de este jueves a las 5 de la mañana se levantará la medida extrema y comenzará un nuevo régimen de regulación del comportamiento social y las actividades productivas.

Lo más inmediato es que no habrá cuarentena de lunes a viernes, pero sí durante los fines de semana. A la vez, el toque de queda comenzará a regir a las 22 y no a las 20 horas como había sido hasta el momento.

Con esto, se pondrá fin a casi cuatro meses de aislamiento y confinamiento sociales y prohibición de funcionar de diversas actividades de servicios y productivas, permitiendo que sectores que habían sido ahogados, desde el punto de vista de sus ingresos, puedan comenzar a recobrar algún ritmo.

Determinante para que la autoridad sanitaria resolviera dar este paso habría sido la actitud de desafío que adoptó un grupo de organizaciones ligadas al comercio, al turismo, la gastronomía, la artesanía y artistas, en general, quienes el viernes pasado convocaron al “entierro” de la cuarentena, con una performance en el centro de la ciudad, ataúd incluido.

Para este grupo, el más olvidado y sacrificado de todos, la situación era realmente insostenible. Nadie podía seguir obligándolos a quedarse en casa viendo cómo quebraban los emprendimientos levantados tras años de sacrificios mientras buena parte de la población salía a destajo a comprar a grandes bodegas de la Zona Franca o, contraviniendo totalmente las disposiciones sanitarias, persistía en realizar cenas y encuentros sociales en quinchos y parcelas periurbanas todos los fines de semana. ¡Para qué hablar de los contagios masivos en grandes empresas, a quienes sí se les autorizó a seguir funcionando!

La postura de “No más” también fue esgrimida por la CPC Magallanes y entidades gremiales como Hyst, que, derechamente, acusaron de discriminación a las autoridades sanitarias de Santiago y cuestionaron el nivel de incertidumbre que crean los constantes vaivenes en las medidas Covid.

Lo importante es que, de aquí en adelante, la intendencia y la seremi de Salud entiendan que deben luchar porque se apliquen criterios regionales a la hora de resolver cuál es la mejor estrategia para combatir el coronavirus en Magallanes.