Necrológicas

Emotiva despedida recibió la querida médico veterinaria Pamela Gallardo Bayot

Por La Prensa Austral Sábado 19 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
9,660
Visitas

Una jornada triste fue la de ayer para todos los que asistieron a la despedida fúnebre de la destacada y conocida médico veterinaria magallánica Pamela Gallardo Bayot. Muchos comentaban que no podían creer que la profesional hubiera fallecido. Otros destacaban sus virtudes en la atención de mascotas y no faltó el que contó que ella le había eximido del pago de sus servicios porque no tenía dinero para pagar la consulta.

La profesional, nacida el 23 de agosto de 1971, era una orgullosa ex alumna de la Escuela E-14 Arturo Prat y del Liceo de Niñas de Punta Arenas. Se tituló como médico veterinaria de la Universidad Austral de Chile, y contaba con varios estudios de postgrado en cirugía, cuidados intensivos y patología clínica. Desarrolló una intensa carrera que coronó con la creación de la Clínica Veterinaria San Nicolás, que tiene 25 años de trayectoria. El recinto se convirtió en un centro de atención de gran nivel y por él han pasado generaciones de nuevos médicos veterinarios que fortalecieron su formación gracias a los conocimientos de la doctora Gallardo Bayot.

Pamela murió el miércoles 16 y ayer se realizaron sus funerales. El cortero llegó a la clínica veterinaria, ubicada en el barrio Prat, recinto en el que atendió a cientos de pacientes caninos y felinos. Allí fueron sus colaboradores más cercanos los que ornamentaron el acceso al recinto con las flores que llevaron pacientes de la clínica, muchos de los cuales acudieron con sus mascotas; a los que se sumaron numerosos vecinos del sector.

Los aplausos no se hicieron esperar y se percibía en el ambiente las muestras de afecto hacia la familia de la fallecida y los funcionarios de la clínica, que sentían esta pérdida tan suya como la de los consanguíneos de la doctora.

Justamente varias de sus amigas de la infancia dieron forma a varios detalles que hicieron más emotiva la despedida de Pamela Gallardo en el acceso al cementerio municipal. Entonando canciones que apelaban a la amistad y la esperanza, los asistentes recordaron a una mujer sencilla, pero fuerte, que supo llevar su profesión a un plano humano digno de imitar.

El diácono del Santuario María Auxiliadora, José Flores Ojeda, encabezó un breve, pero sensible responso en el acceso del camposanto municipal. Junto con resaltar las cualidades de Pamela, destacó que de esta vida nada nos llevamos más que las buenas acciones que hemos hecho. Y a la vista de todos los que asistieron al funeral, queda claro que Pamela Gallardo dejó su huella en muchas personas que ayer la despidieron, le dijeron gracias por haberla conocido y esperan que pueda descansar en paz.