Necrológicas
  • Manuel Ruiz Jorquera
  • María Ismenia Avendaño

Frustración en pescadores artesanales por bajo precio que tuvo la centolla

Por La Prensa Austral Miércoles 30 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
226
Visitas

Frustrados por el bajo precio que se pagó este año por la centolla se encuentran los pescadores artesanales que participaron en esta pesquería que se cerró el pasado 18 de diciembre.

El periodo normal de extracción de este producto es entre el primero de julio al 30 de noviembre de cada año. En esta temporada se amplió hasta el 18 de diciembre. En la provincia de Ultima Esperanza la producción alcanzó aproximadamente a las 750 toneladas y un precio en zona de pesca de $5.000. El año pasado el valor llegó a los $9.500 el kilo. La baja se habría debido a la escasa demanda que hubo desde los mercados asiáticos debido presuntamente a la pandemia. Sin embargo llamó la atención en el sector pesquero artesanal que no se vieron afectadas las ventas, sino exclusivamente el precio.

Con respecto a las dudas que se dieron al inicio de la pandemia y su impacto en la pesca artesanal y en esos momentos la extracción del erizo, el presidente de la Asociación gremial de Pescadores de Puerto Natales, Jaime Aburto, manifestó que la situación se fue dilucidando con el paso del tiempo y los protocolos que se implementaron. 

Por ello, dijo que “me atrevería a decir que el sector se desarrolló de una manera normal sobre todo lo que fue el tema en zona de pesca. La gente pudo realizar la extracción de productos, transportarlos y venderlos”.

Pilar de la economía

El dirigente sindical manifestó que la pandemia ha dejado expuesto que el sector pesquero es un pilar fundamental de la economía de la provincia “de forma silenciosa, pero no menos importante” resaltó.

Agregó que “siempre hemos dicho que el sector pesquero artesanal es muy importante y eso lo dejó al descubierto la pandemia. Durante este periodo el sector ha dado trabajo e ingresos al mercado local, moviendo de este modo la economía de la zona”.

Terminada la extracción de la centolla el sector pesquero artesanal se abocará a la explotación de la luga, a la espera de la apertura de la extracción del ostión que se da en febrero dependiendo de los análisis de marea roja. En marzo se retoma la pesquería del erizo.

Mantención de naves

Desde mediados de este mes gran parte del sector se encuentra en periodo de mantención de las embarcaciones. En el terminal pesquero artesanal están varadas más de cien naves de las 350 que componen la flota que trabaja en la provincia.

Cada embarcación da trabajo entre 3 a 4 personas de forma directa. A ellos hay que sumarle las labores de descarga, transporte y procesamiento de los productos en las plantas pesqueras. Por ello Aburto resaltó que “el sector ocupa mucha mano de obra de forma directa e indirecta y sostiene en gran parte del año la economía de la provincia”.