Necrológicas
  • Sara Rogel Ampuero
  • Iván Hernández Ulloa
  • Carolina Alejandra Saldivia Andrade
  • Carolina Alejandra Saldivia Andrade
  • José Arecheta González

Pesar por fallecimiento de antiguo funcionario de La Prensa Austral Daniel Unquén Ulloa

Por La Prensa Austral Sábado 2 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
1,530
Visitas

Conocido como el “Maestro” estuvo ligado a esta casa periodística desde abril de 1991, quedando a cargo, en los últimos años, de la imprenta.

El año 2020 terminó con una noticia acorde a su reputación y que conmovió a sus compañeros de La Prensa Austral. En horas de la tarde del 31 de diciembre se informó de la muerte del jefe de prensa plana de esta casa periodística José Daniel Unquén Ulloa, a los 58 años. Su deceso se produjo en el Hospital Clínico de Magallanes, desde donde salieron sus restos ayer, cerca de las 11 horas, acompañado de una extensa caravana de vehículos. Tras pasar por su domicilio, en el pasaje Tarragona, el cortejo se dirigió hasta el cementerio parque Cruz de Froward, donde fue sepultado.

La noticia impactó a quienes compartieron diariamente con quien fuera conocido con el apelativo de “Maestro” por estar a cargo de la imprenta. Nacido el 5 de febrero de 1962, ingresó a La Prensa Austral el 15 de abril de 1991, tras haber estudiando en el Instituto Don Bosco, desde donde egresó de la especialidad de artes gráficas.

Durante sus años como funcionario, estuvo a cargo de la impresión de diversas publicaciones, desde libros hasta suplementos especiales y revistas de La Prensa Austral, además de diversos productos gráficos. En septiembre de 2017 fue premiado como trabajador destacado en el aniversario de este medio de comunicación. Asimismo, fue un activo participante del Club Deportivo de La Prensa Austral, resaltando por su talento en el babyfutbol y fútbol.

Debido a sus cualidades personales, su fallecimiento causó mucho pesar entre quienes compartieron con él, pues siempre sobresalió por su carácter afable, servicial, bromista y sencillo, además de la tupida barba que lo caracterizaba. Era común encontrarse con él en los pasillos y compartir breves instantes de amena charla o un cigarrillo en algunos momentos de recreo.

Sin embargo, a fines del año pasado, ese carácter alegre fue decayendo producto de una repentina enfermedad, que lo llevó a ser internado en el Hospital Clínico, falleciendo a pocas horas de la llegada del Año Nuevo, dejando un vacío que será imposible de llenar en esta casa periodística, que lo recordará por siempre.