Necrológicas
  • María Juana Klein Hernández
Frente al aumento de infectados y ocupación de camas críticas

Temor a una “tercera ola” de contagios se cierne sobre Punta Arenas

Por La Prensa Austral Sábado 9 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
2,233
Visitas

La tensión se vuelve a instalar sobre los equipos de salud luego de una compleja segunda ola que implicó grandes esfuerzos para evitar un colapso y aún así hubo momentos que la presión asistencial los mantuvo contra las cuerdas.

A diez meses de que estallara la pandemia, el desgaste se ha comenzado a sentir en los trabajadores hospitalarios, quienes ven con preocupación el crecimiento sostenido de infectados con el Covid, de pacientes graves y fallecidos, que hacen temer una “tercera ola” de casos aún más graves que las anteriores.

Para la subdirectora médica del Hospital Clínico, María Isabel Iduya, el escenario se torna complejo y es que los funcionarios están agotados, además que tampoco está la disponibilidad de contar con personal para reemplazos, ni los refuerzos de equipos del norte del país, por lo tanto esta mayor presión asistencial la viven los mismos trabajadores que llevan diez meses combatiendo la pandemia, que han renunciado a muchas cosas y que han realizado sacrificios personales, para batallar contra un virus que puede matar y que aísla de los seres queridos respecto de los trabajadores hospitalarios.

Otra de las dificultades es que a diferencia de lo ocurrido hasta ahora, este incremento de casos se produce en paralelo a otras regiones del país. Es aquí cuando la doctora Iduya se pregunta: ¿entonces qué pasa si comenzamos a requerir de una mayor utilización de camas críticas? En este escenario, la alternativa del traslado de pacientes graves a hospitales fuera de la región no estará disponible.

Lo que sí es necesario destacar son las cánulas nasales de alto flujo, que permiten entregar un soporte respiratorio evitando la intubación de pacientes. “Esta es una alternativa que no teníamos y que ha permitido apoyar a los pacientes”.

Si bien la ocupación de camas críticas reportada ayer era del 69%, ello da cuenta de la ocupación con la capacidad actual instalada, de 21 camas. En estos momentos el aumento de pacientes críticos es muy superior en comparación al periodo prepandemia y a ellos se suma una brecha importante de recursos humanos, por lo que para poder atender a esta mayor demanda se ha comenzado a reconvertir personal y se han buscado refuerzos, aunque son limitados.

Para la doctora Iduya, se trata de una situación que se veía venir, debido principalmente a las aglomeraciones de personas que se produjeron en centros comerciales durante las fiestas de fin de año. En su opinión, por la transmisibilidad que tiene el virus y frente a las congestiones de público, era algo previsible este resultado.

Si bien, añadió, desde el punto de vista hospitalario se han tomado todas las medidas necesarias, sin embargo apunta que la situación es compleja y es importante que la gente se cuide y tenga una actitud preventiva.

“Yo me encontré con personas que me dijeron que ‘¡esto es puro invento!’ y yo les respondí que casi muero por el Covid, y no tengo ningún factor de riesgo. La gente aún no entiende lo grave que es este virus, y así no se cuida”, enfatizó la subdirectora médica.