Necrológicas
  • Jane Eva Carter Otzen
  • Fernando Viano Santos
  • Jaime Venegas Hernández
  • María Isabel Nancuante Ayaquintuy
  • María Magdalena Méndez Méndez

Ayer se concretó la última ejecución federal de la era Donald Trump

Por La Prensa Austral Domingo 17 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
310
Visitas

Dustin John Higgs, ejecutado en las primeras horas de la mañana de este sábado, se ha convertido en el decimotercer y último preso federal condenado a pena de muerte bajo el mandato del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desde que el Departamento de Justicia reinició esta modalidad en julio de 2019.

Higgs había sido condenado por secuestrar y ordenar los asesinatos de tres mujeres en 1996, aunque se declaró inocente hasta su muerte. “Me gustaría decir que soy un hombre inocente. Yo no ordené los asesinatos”, fueron sus últimas declaraciones, según la cadena de noticias CNN. El autor material de los disparos fue un acompañante del preso, Willis Haynes, condenado a cadena perpetua.

Las víctimas de Higgs fueron Tamika Black, de 19 años; Tanji Jackson, de 21; y Mishann Chinn, de 23.

El Tribunal Supremo de EE.UU. se negó a detener la ejecución.

Estados Unidos reanudó las ejecuciones a nivel federal en julio del año pasado por orden del fiscal general del país, William Barr, tras una moratoria de 16 años. Antes de que Trump asumiera el cargo, sólo se habían llevado a cabo tres ejecuciones federales en este período.

Barr argumentó que las ejecuciones federales están contempladas por el Congreso y las últimas van dirigidas contra “los responsables del asesinato, y en ocasiones, la tortura y violación, de los más vulnerables de la sociedad, niños y ancianos”.

Recientemente, Estados Unidos concretó la primera ejecución federal de una mujer en casi 70 años. Se trata de Lisa Montgomery, de 52 años, condenada en 2007 por haber estrangulado en 2004 a una mujer de 23 años que estaba embarazada de ocho meses para llevarse a su bebé, que luego fue recuperado sano y salvo por las autoridades.

Un portavoz del Presidente electo, Joe Biden, declaró a la agencia de noticias AP que el demócrata “se opone a la pena de muerte ahora y en el futuro” y que procurará poner fin a su aplicación. Sin embargo, sus representantes no dijeron si habría una pausa en las ejecuciones de inmediato cuando él asuma la Casa Blanca.