Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera

Avistan ave en Borneo que se creía extinta

Por Agencias Viernes 26 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
106
Visitas

Una discreta ave paseriforme que no se había visto en 172 años fue finalmente divisada en un bosque de la parte indonesia de la Isla de Borneo, según una ONG que calificó de “impresionante” el descubrimiento.

El akalat de cejas negras (Malacocincla perspicillata) se suponía extinto, pues no se había vuelto a observar ningún ejemplar desde que había sido descrito el primero por un grupo de científicos en 1848, a pesar de las múltiples campañas que se habían puesto en marcha para encontrar esta ave.

Pero en octubre, dos residentes de la provincia de Kalimantan del Sur de Indonesia atraparon un ave que no reconocieron, luego le tomaron una foto y la devolvieron al bosque, dijo Global Wildlife Conservation, una asociación de protección de la naturaleza.

Las imágenes fueron enviadas a los ornitólogos, que reconocieron formalmente a un Akalat de cejas negras.

“Esta ave se considera a menudo como el mayor enigma de la ornitología de Indonesia. Es impresionante saber que no está extinta y que vive en bosques de tierras bajas”, dijo Panji Gusti Akbar, el autor principal de un estudio publicado el jueves por el periódico BirdingAsia.

Se sabe muy poco sobre esta ave paseriforme de colores gris y marrón, que se creyó “extinta” por más tiempo que cualquier otra especie de ave asiática, según el artículo. Los investigadores esperaban regresar al área de observación. Pero este proyecto se ha visto frustrado por las restricciones ordenadas para luchar contra el Covid-19.

“Esta es una oportunidad única para volver santuarios estos bosques y proteger a Akalat y las otras especies”, dijo Ding Li Yong, coautor del artículo y miembro de BirdLife International.

Más de 150 especies de aves en todo el mundo se consideran “extintas” ya que no se han confirmado avistamientos en los últimos diez años.

“Hallazgos como estos son increíbles y nos hacen creer que es posible rastrear otras especies que están perdidas desde el punto de vista científico, desde hace décadas”, dijo Barney Long de Global Wildlife Conservation.