Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera

Elección municipal en Río Verde: el desafío de suceder 28 años ininterrumpidos de gestión

Por La Prensa Austral Lunes 1 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
569
Visitas

Sabina Ballesteros y Ljubica Drpic asumieron una carrera electoral, prácticamente inédita, esta vez sin la participación de Tatiana Vásquez, la jefa comunal que ha regido por casi tres décadas los destinos de esta comuna.

Hay varios componentes que hacen especial la elección de alcalde en la comuna de Río Verde. El proceso que inició su cuenta regresiva, cuyo final y principio se encuentran a la vuelta de la esquina (domingo 11 de abril) aparece marcado por la salida de la actual alcaldesa Tatiana Vásquez Barrientos, quien después de 28 años en el cargo no puede ir a la reelección por la ley de junio de 2020 que limita los años en el cargo.

El vacío que deja la jefa comunal no es menor. Sólo basta recordar el siguiente antecedente: en la elección de 2016, Vásquez obtuvo 375 votos, correspondiente al 74,55% de los sufragios válidamente emitidos, cifra ampliamente superior a los 110 votos que obtuvo quien le siguió y a los 18 del tercero.

El panorama no había sido muy distinto cuatro años antes (2012), cuando la alcaldesa obtuvo 484 votos, correspondientes al 81,21% del electorado de su comuna.

En el escenario actual, teniendo claro que Tatiana Vásquez no será parte del proceso, hay dos cosas claras: que son dos los nombres que van por el sillón alcaldicio y que, nuevamente, será una mujer la elegida por las 883 personas que aparecen habilitadas para sufragar de acuerdo con el padrón electoral ratificado por el Servel.

En el frente a frente aparecen Sabina Ballesteros Vargas (Udi) y la independiente Ljubica Drpic Ivelich.

La primera, socióloga de profesión, es actual funcionaria municipal. Nacida en la Región de Valparaíso, con estudios superiores en Viña del Mar, decidió radicarse en Magallanes hace cinco años. En Punta Arenas vive parte de su familia y su llegada a la comuna de Río Verde tuvo que ver con su trabajo en el área social.

Por su parte, Ljubica Drpic vive en la comuna desde los 7 meses, cuando sus padres adquirieron en sociedad el hotel-almacén emplazado a orillas del canal Fitz Roy. Técnico en Turismo, actualmente está dedicada al trabajo en el campo y a la administración de negocios inmobiliarios y financieros de su familia.

La importancia de la descentralización

Sabina Ballesteros entrega su diagnóstico rápido acerca de la realidad de la comuna de Río Verde, el que a su juicio es pilar fundamental para el desarrollo y como desafío a lo que pudiera ser su gestión.

Señala que la conectividad tanto física como tecnológica son dos cosas que le están pasando la cuenta a la comuna y que ha quedado muy en evidencia durante la emergencia sanitaria que se ha instalado desde hace un año.

Expone que la descentralización es un tema que aparece siempre sobre la mesa de discusión entre el nivel regional y central, pero que es algo que no se puede seguir abordando sin reconocer que lo mismo ocurre a nivel de capital regional y de comunas. “Todas las comunas rurales nos vemos perjudicadas por esta desconexión que existe, en las más diversas áreas. Y esta vez eso queda muy en claro con la pandemia. El vivir alejados nos ha jugado en contra, porque los cordones sanitarios fueron un problema, porque nuestros vecinos no tenían transporte y porque quedamos casi incomunicados. Además, la necesidad de conectividad nos hizo ver que hoy en Río Verde tenemos una gran población analfabeta digitalmente hablando”.

Agrega que los problemas, carencias y necesidades siguen siendo las mismas durante décadas y que se puede seguir hablando de ellas durante 10 o más años, pero la pregunta es qué hacer, qué acciones concretas seguir para un desarrollo real más allá de las quejas y buenas intenciones. “La respuesta es ir más allá haciendo gestión. Y eso se logra con innovación, con ideas nuevas, con trabajo en equipo porque las cosas no se pueden hacer solas ni tampoco sólo desde la municipalidad. Se necesita trabajar con las personas que son la comuna, entendiendo como punto de partida la necesidad de posicionar Río Verde de la mano de la conectividad”.

Ya en lo personal, Sabina Ballesteros cuenta cómo surge esta posibilidad de ser candidata a alcaldesa. “Nunca lo pensé ni imaginé, pero se da la posibilidad por el mismo apoyo de la gente. Mi trabajo siempre ha sido social y creo que desde el cargo de alcaldesa la posibilidad de concretar cosas en favor de los vecinos es mucho mayor que desde otro lugar”.

“Desde joven siempre anhelé salir de mi ciudad, porque allá el capital humano sobra al igual que en Santiago, y las necesidades están en otras regiones. Desde pequeña participé en voluntariados, con mucho trabajo social, en las tomas, y también en política. Eso me permitió conocer otra realidad y me brindó la oportunidad de trabajar codo a codo con las personas, entendiendo que las cosas no se hacen detrás de un escritorio sino en la calle”, enfatiza. Agregó que lo que pudo ser un corto paso por Magallanes se convirtió en un enamoramiento de la zona con Río Verde como punto cautivante. “Llegué a trabajar, pero no imaginé recibir tanto cariño de las personas. Siento que me adoptaron, que nos fuimos encariñando y de eso ya cuatro años, en los que decidí quedarme a vivir en la comuna. Por eso quiero dar este paso, porque tengo la fuerza para darle ‘pa’ delante’ para el desarrollo de Río Verde, teniendo claro que hay mucho por hacer y que para eso tenemos que trabajar todos”.

Sobre su opinión de la alcaldesa Tatiana Vásquez, señala que el llevar tantos años en el cargo “evidentemente hace que estemos frente a una elección inédita. Siempre es complicado enfrentar un escenario así, pero hay que reconocer que un cambio puede ser bueno. Las cosas se ven desde otra perspectiva y se puede aportar con cosas importantes. Ella es muy querida por los pobladores, porque supongo que juntos han enfrentado momentos buenos pero también complicados, pero lo fundamental hoy es entender que quien llegue a la alcaldía debe seguir lo bueno, pero también impulsar nuevos proyectos y desafíos”.

Sobre la fortaleza que Sabina tiene como candidata, sostiene: “Mi sensibilidad social y el trabajo que he tenido la suerte de desarrollar con mis vecinos. Ellos conocen de mi labor en terreno y de la visión que tengo acerca de cómo Río Verde debe enfrentar los nuevos tiempos”.

La necesidad de un cambio

Por su parte, Ljubica Drpic Ivelich reconoce que su candidatura tiene que ver con la necesidad de un cambio en la comuna “porque siento que durante cerca de 30 años hemos estado como en un compás de espera respecto de que el municipio impulse algún avance para la calidad de vida de los vecinos, porque además de construcciones alrededor del municipio en términos de mejoras no se han implantado herramientas de desarrollo, a excepción de la posta”.

La candidata independiente recuerda que la idea de postularse nació de manera tímida, pero con el apoyo transversal de los vecinos se logró un proyecto de trabajo que sustenta las bases de su línea de acción. “Se ha hecho en base a un diagnóstico en base a los pobladores, escuchándolos y tomando las inquietudes que nos han presentado”.

Agrega que el miedo inicial de encabezar un cambio se fue fortaleciendo con el correr de los días y logrando adhesiones importantes que hacen pensar que existe una clara posibilidad de que se renueve el municipio. “Se ha intentado hacer antes con varios candidatos independientes que han obtenido el voto de la comuna, pero no ha resultado suficiente”, enfatizó.

Si bien Ljubica es nueva en las lides de competencia electoral, este tipo de procesos no le son ajenos, tampoco sus contactos con las organizaciones de la comunidad. “Soy de la comuna. Donde hoy está emplazada la municipalidad estuvo la hostería que fue mi casa, entonces este desafío, llegar ahí, también tiene un significado más especial. Mi familia se ha dedicado toda la vida a desarrollar emprendimientos, privados, pero que han ayudado al desarrollo de Río Verde”, destacó.

Hija de Violeta Ivelich, quien fue alcaldesa durante dos periodos y directora de la escuela de la misma comuna, Ljubica dice haber conocido desde pequeña el trabajo “con los vecinos, los niños, el club de rodeo, los clubes deportivos. Entonces esta decisión de ser candidata también ha significado un reencuentro con una parte importante de mi vida”.