Necrológicas

Cierra el hotel Cabo de Hornos y comienza remodelación con inversión de US$2,5 millones

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Marzo del 2021
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
5,657
Visitas

– La pandemia y la crisis económica postergó el año pasado desarrollar el proyecto que ahora se retoma y contempla un cambio completo en sus espacios comunes y habitaciones, combinando tradición patagónica con innovación y vanguardia hotelera.

Llegó marzo y para la sociedad Hoteles Australis fue el momento del cierre temporal del emblemático hotel Cabo de Hornos de Punta Arenas, un ícono del casco arquitectónico en torno a la Plaza de Armas Muñoz Gamero, que mantendrá cerradas sus puertas hasta septiembre próximo para dar paso a una completa remodelación que demandará una inversión cercana a los US$2,5 millones.

Esta inversión marca la primera etapa de un proyecto que, antes de la pandemia, la empresa hotelera lo tenía en el marco de una inversión mayor cercana a los US$10 millones y que contempla la construcción de un edificio de siete pisos donde se habilitarán 70 nuevas habitaciones, las que se sumarán a la actual capacidad del hotel de 110 habitaciones.

Para ello la sociedad hotelera compró la expropiedad de Banefe de calle Pedro Montt. Según se pudo conocer, es posible que en el transcurso de 2022 se retome esta parte del proyecto para lo cual se demolerán las actuales oficinas para, después, iniciar la construcción de la obra gruesa que quedará conectada con las instalaciones del hotel que colindan por la misma calle.

El futuro edificio también tendrá subterráneo y se radicarán además áreas operativas del hotel como servicios de lavandería, cocina y oficinas administrativas.

Pilar Agüero, gerente general de Hoteles Australis, se centra principalmente en la primera etapa del proyecto, pero evita referirse a las inversiones. Explica que el hotel se cerró luego de una temporada que fue desafiante en el sentido que adoptaron protocolos especiales para atender a pasajeros de campañas antárticas nacionales y extranjeras, quienes debían cumplir cuarentenas encerrados en sus piezas y con atención de gastronomía en las puertas de las habitaciones.

En este periodo de una temporada 2020-2021 acotada y marcada por todas las restricciones sanitarias, estima que la ocupación llegó al 40% y están muy satisfechos por el trabajo desarrollado por el personal que debió adaptarse a todos los desafíos para cumplir sin problemas los protocolos de seguridad sanitaria.

Destaca que ahora viene la remodelación de sus espacios comunes y habitaciones, trabajo que estará a cargo del diseñador de interiores Enrique Concha y el arquitecto Pedro Kovacic, incorporando un nuevo concept design que combinará tradición patagónica con innovación y vanguardia hotelera.

“La obra final contempla la construcción de una nueva torre y la ampliación de su capacidad actual de 110 a 180 habitaciones, que aún no tiene fecha de ejecución. Sin embargo, se avanzará en una primera etapa de remodelación y ejecución de faenas de conexión entre el hotel proyectado y el existente”, precisa.

Pilar Agüero describe que, en esta nueva etapa, el hotel Cabo de Hornos se prepara con emoción para que sus clientes disfruten de la mejor infraestructura de Magallanes, que llegará para sorprender con: interiorismo moderno e innovador, nuevos y amplios espacios comunes, salones de eventos renovados, mejores habitaciones y un mejor servicio.

“Durante esta temporada nos enfocamos en mantener nuestra operación activa y fortalecer los servicios entregados con nuestro protocolo de prevención, higiene y seguridad: Viaja con Confianza. Ahora es momento de retomar uno de nuestros anhelados proyectos que aportará a la oferta hotelera de la Región de Magallanes una mejor infraestructura, un mejor servicio y, en definitiva, una experiencia extraordinaria para los turistas que visitarán nuestra región”, recalca la gerente general de Hoteles Australis.

Para enfrentar el proceso de cierre por la remodelación la empresa reunió a sus trabajadores y se revisó la situación de cada caso. “De acuerdo a la realidad de cada uno y las preferencias de cada uno se fueron tomando diferentes medidas entre las cuales hubo muchos de ellos que siguen con nosotros, que se tomarán sus merecidas vacaciones para luego seguir trabajando. Otros decidieron tomar diferentes caminos esperando nuestra reapertura en septiembre y volver a reencontrarnos todos”, señala Pilar Agüero.