Necrológicas
  • Pascual Anselmo Candia Almazabal

Izkia Siches en llamas: emplazó a Piñera, Paris y Mañalich y habló de los “infelices” del gobierno

Por La Prensa Austral Sábado 20 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
811
Visitas

¡Me van a matar después de este podcast! Pero lo bueno es que me voy de prenatal.

Entre risas, Izkia Siches, la presidenta del Colegio Médico y una de las figuras más emblemáticas de la pandemia, reconocía que sus dichos no iban a dejar indiferente a nadie. Casi al final de los 83 minutos del podcast La Cosa Nostra, conducido por Mirko Macari, Alberto Mayol y Darío Quiroga, la doctora resumía así la que probablemente es su entrevista con menos filtro desde el inicio de la crisis del Covid-19 en Chile.

Y es que no hubo tema que se escapara: su visión del gobierno, de la política, su potencial rol como presidenciable y su relación con Sebastián Piñera, Jaime Mañalich y Enrique Paris. De hecho, saltaron a la palestra hasta José Antonio Kast y Juan Sutil, en una distendida conversación llena de carcajadas y adjetivos.

Pero detrás del coloquial diálogo, los dardos de Izkia no fueron menores. Disparó con todo contra el Ejecutivo, planteó que Paris pesa muchísimo menos que Mañalich como ministro, calificó de “nefasto” al actual equipo de gobierno en lo vinculado a su relación con la entidad gremial e incluso señaló que alguien debe pagar las culpas de la pandemia. “Yo creo que aquí va a haber responsabilidades políticas que en algún momento se van a tener que pasar. Porque hay definiciones que no son livianitas: o sea, estamos hablando de que vamos a llegar a 30 mil muertos este mes. Entonces, hay definiciones que cuestan vidas y yo creo que no se las han tomado tan en serio”, dijo la timonel gremial.

“Yo llevo casi un año en esa Mesa Social, y hago muchas propuestas y todo, pero las únicas veces que me escuchan es cuando efectivamente hago declaraciones un poco más altisonantes. No funciona esa Mesa Social para llegar a acuerdos, no es una instancia que tenga poder, no corta nada, es una cuestión a la que yo voy, pero me sirve como denuncia”, agregó en la misma línea.

Opinión de Paris

Uno de los puntos más encendidos de la conversación fue cuando los anfitriones le pidieron a Izkia que comparara a los dos ministros de Salud que han liderado la respuesta a la pandemia, Jaime Mañalich y Enrique Paris. Ahí, Siches no se guardó su opinión. “Son roles distintos. Como que uno sabía que Mañalich pesaba, y yo creo que todavía pesa con el Presidente. Uno ve las leseras que tira por Twitter y el Presidente las anda repitiendo a los cinco minutos. Yo creo que tiene poder y lo mantiene. No sé por qué se ha reactivado tanto últimamente (…). El es un gallo astuto”, partió.

“El rol del ministro Paris creo que es distinto. Creo que él quería ser sobre todo ministro y estuvo disponible y está disponible a tragarse todas las del gobierno, independiente de que no esté de acuerdo. Yo lo conozco de antes y creo que es una muy buena persona, pero evidentemente acá hay que tomar decisiones que no son fáciles, y me imagino que la presión dentro del gobierno, de los sectores económicos, de la Iglesia, o sea, cuanto gallo tenga que conocer el Presidente tiene que llamarlo para pedirle alguna cuestión”, agregó.

“Entiendo que lo más probable es que el ministro diga: ‘Oigan, pero es que por qué no hacen esto’, y le dicen: ‘No, en realidad vamos a hacer otra cosa’. Y él va, pone la cara, como buen soldado, en cada uno de los matinales, de las mañanas, haciendo el reporte, pero no veo una capacidad de incidir. No veo que él hoy día esté trabajando por controlar la pandemia, porque estuviera otro gallo… Porque tú tampoco querís pasar a la historia como el gallo que se le cayó el castillo de naipes”, continuó la doctora. “Tú estarías apretando: ‘Oye, qué miércale vamos a hacer para que no haya que cerrar Chile en dos semanas más, que no haya que cambiar las elecciones, que todo el mundo me eche la culpa de los 10 mil muertos más que nos vamos a llevar en esta ola’. Y eso yo no lo veo. Y no lo veo en el gobierno en su contexto completo”.

Uno de los conductores le preguntó si creía que la reaparición mediática de Mañalich podía tener algo que ver con que pudiera regresar a Salud. “Eso decíamos la otra vez, porque además le pegó unas buenas repasadas (a Paris), y bien gratuitas. Y uno dice: ‘¿Y éste? ¡Este debería ser ministro de Salud!’ (risas), porque se pegó una muy buena entrevista en TVN la semana pasada”, dijo entre risas Izkia. “Igual, si para nosotros es funcional, yo abrazo a Mañalich. Si el gallo me ayuda a que cerremos las fronteras, buena onda, vamos, tío, por favor. Tío Jaime, vaya, que lo escuche el Presidente”.

“Yo soy más de la idea de que el gobierno es el que dirige la pandemia. El Segundo Piso, los asesores, unos ingenieros que tienen por ahí revoloteando, que se las dan de epidemiólogos y que finalmente ellos cortan más el queque. Sólo que, dentro del carácter de Mañalich, me da la impresión de que él pesaba más y tensionaba más. En cambio, aquí tengo la percepción de que Salud tiene fragilidad en su impacto, y eso para nosotros es súper malo”, aseguró para cerrar su análisis.

Plebiscito

Un tema obligado fue el de la eventual postergación de las elecciones del 10 y 11 de abril. Ahí, Siches explicó que por coherencia el Colegio Médico mantiene el mismo criterio que había señalado en octubre pasado para la factibilidad sanitaria del plebiscito, pero emitió una dura acusación. “Se nos preguntó mucho en octubre, porque había mucha gente interesada en que se corriera el plebiscito, sobre todo ahí los sectores más de gobierno, de derecha, que no querían que hubiera plebiscito, a pesar de que ahí no teníamos tantos casos, y ahí planteamos que el único criterio era el colapso de la red sanitaria”, aseguró.

Acto seguido, apuntó contra la clase política y el Servel por no facilitar los acuerdos para mitigar riesgos, como la implementación del voto anticipado. “A mí me juraron y me rejuraron del Servel, del Ejecutivo, los parlamentarios, todos alineados, y no pasó nada, no hubo ninguna capacidad de gestionar eso (…). Llegar a abril de 2021 (sin voto anticipado) me parece inadmisible. Aquí nadie ha pagado esos costos políticos, pero me parece que a alguien hay que pasarle la cuenta”, fue su análisis.

En esa línea, aunque Siches planteó que el confinamiento era una medida mala y extrema, reconoció que podíamos estar muy cerca de que fuera una alternativa casi inevitable. “Si no hay cama para ni un cristiano, los cristianos se mueren. Yo como presidenta del Colegio Médico no puedo permitir que los médicos estén administrando muertos en las urgencias”, dijo.

Y, además, recordó la labor que le tocó hace casi exactamente un año, cuando, por una recomendación impulsada por ella, se resolvió cambiar las fechas de los comicios ante el desconocido virus que acechaba al planeta. “Chile, además, estaba en un momento político de quiebre y toda la cuestión. Veníamos de un estallido social, la gente quería… ustedes no sé si se acuerdan, pero estaba todo marzo programado con todas las marchas. Era la c… O sea, yo me tuve que juntar con las organizaciones de la sociedad civil, los gremios de los profesores, los Cones, de no sé qué, y todos creían que esto era un boicot, que el gobierno quería controlarlos porque venía la primavera chilena de marzo en adelante… ¡Y estábamos jodidos! ¿Qué les iba a decir yo? ‘Mira, es que en realidad no se va a poder votar, y estamos súper mal…’. Fue súper, súper complicado ese momento. Y ahí sí que creo que hubo aciertos”, señaló.

“Estamos en guerra campal, creo que han sido nefastos”

El título con que La Cosa Nostra subió a YouTube la conversación a las 11 de la noche del jueves hablaba del “gobierno de los infelices”. Y citaba una de las partes más polémicas de la conversación, donde Siches revelaba las tensiones que le ha tocado vivir en su rol de dirigenta gremial con el Ejecutivo.

“Yo personalmente la he pasado bien mal con este gobierno. Nosotros ahora con todo lo que ha pasado en la pandemia estamos pero en guerra campal con el gobierno, porque los gallos, además en toda la pandemia, yo que he sido súper señorita, voy a todas las reuniones y me saco fotos con todos los infelices, nos han pasado goles, ni una cuestión gremial. O sea, yo tengo que hacer mi pega. Pero es que de verdad, el nivel de tapa… y yo les digo a mis colegas de derecha: ‘Oye, este es el peor gobierno que le ha tocado a la medicina en Chile’. ¡El peor! Liderado por un ex presidente del Colegio Médico. ¡El peor! Es que ningún gobierno nos había tratado tan mal. Y en medio de la pandemia, nosotros cuidando a los pacientes… ¿Tú crees que nosotros vamos a hacer un paro? ¡Jamás vamos a hacer un paro! ¿Por qué? Porque el paro va a matar a los pacientes, que no son de ellos, son del pueblo, son pobres, y ahí sí que yo tengo una raya cruzada en que es imposible… Son lo peor. O sea, no podría, ni por la estrategia ni por nada, ir a votar por… Aunque nos vendan la pomada, creo que han sido nefastos”.

También criticó el protagonismo que, según planteó, se les ha dado a los gremios empresariales. “En este contexto social, que el gobierno defina darle protagonismo a la CPC en la entrega de los ventiladores, en lo de las vacunas, ahora, me parece súper poco estratégico. Es como lo del obispado en el permiso de las iglesias. Mejor tú calladito arreglái la cuestión y les permitís que hagan su misa en un mes más, mientras arreglái el plan Paso a Paso para que pase colado. Pero es no conectar con lo que le pasa a la ciudadanía cuando tú les das un privilegio a quienes tienen capacidad de presión dentro del gobierno”, señaló.

Y luego, lanzó acusaciones y apuntó contra el rol del ministro de Economía, Lucas Palacios. “Hay algunas empresas que están trasladando brasileños y entran a Chile como Pedro por su casa. Mapa, en Arauco, de Angelini. ¡Y nadie le pregunta nada! ¿Por qué? Porque… no sé, son los amigos. Eso es violento, creo que termina de desfondar las iniciativas. O sea, ¿a quién se le puede ocurrir hacer uno de los matinales de Salud con el ministro Palacios, después de la mansa embarrada que se mandó? Yo lo escondo en el (piso) -8 y no lo saco pero hasta harto rato más. ¡Y lo ponen ahí!”.

Eso sí, defendió su recordada foto en La Moneda para el acuerdo para reabrir los colegios. “Esta cuestión con los colegios, en que nos vamos a sacar la foto con Piñera y que todo el mundo nos odia, ‘con el genocida’ y no sé qué…, bueno, es lo que nos toca, más allá de mis cuestiones. Y además que si el Presidente me invita a una reunión en La Moneda, yo no sé qué piensa la ciudadanía, que yo le puedo decir: ‘No, Presidente, es que usted es violador de derechos humanos, no voy a ir’… Puedo, pero al otro día me echan del Colegio Médico, si yo represento a una institución que es súper, y que me ha costado, me he partido el lomo para mantenerlo con nuestro equipo en esa coherencia sanitaria”, planteó.

“Nosotros nos consideramos dentro del buenísimo. Aunque el gobierno nos caiga como las pelotas, si hace bien lo de las vacunas, nosotros vamos y aplaudimos. Si hay que volver a clases, y es el peor momento, y todos los profes no quieren volver…, bueno, hay que ir a apuntar hacia donde hay que caminar y lo hacemos. Y quizás eso no entra en el poder, pero creo que es un rol que nos acomoda, que es más técnico”, agregó.

La Tercera