Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera

Trabajadora denuncia a AFP Provida por no pago de retiro del 10%

Por La Prensa Austral Martes 23 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
2,405
Visitas

Katherine Morales Díaz fue una de las tantas personas que pudo retirar su primer 10%, pero cuando hizo el trámite por segunda vez, se encontró con trabas y a la fecha no ha podido contar con ese dinero. Al no poder solucionar su caso en la AFP Provida, a la que pertenece, decidió hacer una presentación ante la Corte de Apelaciones. Una situación similar vivió un amigo, que tras formular la denuncia a través de La Prensa Austral, finalmente recibió su 10% después de infructuosas gestiones ante la Administradora de Fondos de Pensiones.

“La AFP me tiene retenido el segundo 10%, porque el primero se fue hacia mi hija, producto de una mediación, con ese pago quedó saldada toda la cuenta que tenía. Después fui donde el abogado, porque Provida me pidió un papel judicial que indicara que no tenía deudas, lo que fui a entregar el 4 de enero y me dijeron que debía esperar diez días. Después de eso empezó todo, que mi caso estaba crítico, que no me habían ingresado los papeles, me dijeron que hubo una equivocación en Santiago, que pensaban que ya me habían pagado. Desde esa fecha estoy esperando, llamo a Santiago y me dicen otra cosa, me escriben por Twitter que tengo un caso pendiente desde 2018, pero busqué en la página del Poder Judicial, pero no aparece nada. El abogado me dijo con los papeles que presenté el 4 de enero, que mi dinero debería estar. Una hermana llamó y le dijeron que hay un retraso interno de todas las personas que tienen deudas de pensión, y que están haciendo un escalamiento para esa gente y en ningún momento me dijeron que se requerían más papeles”, resumió la afectada.

Al hablar con el ejecutivo de Provida, no ha recibido respuesta, “incluso un día me dijo ‘no tengo tanto tiempo y tú no eres la única persona que tiene problema. Y tengo una carta de aviso que el 25 de marzo debo salir de mi casa, recién ingresé a trabajar y estoy esperando exámenes médicos, porque tengo problemas a la columna y no debería estar trabajando”, expuso Morales, quien se desempeña de ayudante de cocina en una Pyme.

Lo que más le molesta es que por distintas vías recibe respuestas contradictorias de parte de la aseguradora, pero ninguna fecha específica y menos un pago. “La primera vez igual tuve que esperar un mes, pero ahí sabía que iba a llegar a mi hija. Ahora no tengo ni para pagar abogado”, lamentó finalmente, Katherine Morales, quien por tener cinco millones en su cuenta, solamente aspira a contar con un millón.