Necrológicas

En el barrio Chilote fue la lluvia la que afectó los departamentos

Por La Prensa Austral Lunes 29 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
504
Visitas

Esta vez no fue el viento reinante la noche del sábado el que causó problemas a los edificios del sector del Barrio Archipiélago de Chiloé. Las dificultades se produjeron a raíz de la fuerte lluvia que, literalmente, se desató la tarde de la misma jornada sabatina en Punta Arenas.

La filtración de agua inundó algunos departamentos, dejando en evidencia un problema estructural que ya se había hecho patente en ocasiones anteriores cuando el viento produjo la voladura de techos y revestimiento exterior.

Uno de los afectados ayer fue el dirigente del sector, José Necul, quien se refirió a lo que calificó de una “jornada de pesadillas” para muchos vecinos de Punta Arenas que vieron amenazada su seguridad o afectada su propiedad debido al factor climático. “Es complejo el momento que estamos viviendo, de incertidumbre. La pandemia, el clima, el tema económico y ahora la cercanía del invierno. Eso demuestra que aquí todo es diferente al resto del país”, señala para luego explayarse acerca de las construcciones y las deficiencias que han presentado -en muchos casos- a sólo meses de haber sido recepcionadas. “Esta vez nosotros tuvimos suerte, porque pese al viento los edificios resistieron bien. Lamentablemente, no pasó lo mismo con la lluvia que inundó varios departamentos”.

El dirigente lamentó que vecinos de otros sectores hayan sufrido los embates del viento, “porque a nosotros ya nos tocó pasar por eso y es en muchos casos dramático. Por eso, sólo lamentar y enviarles una palabra de aliento”.

Respecto de la filtración de agua, señaló que esta semana se efectuará un catastro para conocer el número de afectados y el nivel de los daños.

Quien también se impuso de las consecuencias que dejó el viento en diversos puntos de la ciudad fue el presidente de la Unión Comunal Punta Arenas, Jorge Vergara, quien además es dirigente del sector José de los Santos Mardones. “Al menos en el barrio sólo tuvimos incidentes menores, principalmente desprendimiento de planchas, pero afortunadamente sin lamentar desgracias personales”. Agregó que no recuerda haber sido testigo de un viento tan intenso como el de la jornada del sábado y reconoció que en algún momento pensó que las consecuencias podrían ser mucho mayores.

Junto con lo anterior, lamentó que vecinos se hayan visto afectados, más en un momento que calificó de sensible por la pandemia y por los costos económicos que esto ha tenido para las familias magallánicas.