Necrológicas

Nuevas generaciones de la comunidad yagán aprenden técnicas ancestrales de tejido con junco

Por La Prensa Austral Domingo 4 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
21
Visitas

Patricia García Valderas forma parte de la comunidad indígena yagán, que reivindica la propiedad del territorio austral y cuyos integrantes son los únicos guardianes de milenarias técnicas hoy traspasadas y ya aplicadas por los jóvenes en el milenario fin del mundo: el Usi Yagán.

Patricia o “Patita” como es llamada cariñosamente en su comunidad ha tomado la enseñanza de su mamá Yolanda, y así, de su abuela y su bisabuela a la vez. Esto no finaliza, siempre ha sido un traspaso de generación en generación por miles de años. No son puntos en principio perfectos, ni canastos bien terminados, sino que toman la forma esperada en el traspaso y en el atesoramiento de una parte importante del patrimonio cultural yagán, agrandando y apropiándose de lo dejado por sus ancestros.

La bella conexión de Patricia con sus generaciones anteriores es el objetivo de este trabajo, no basta sólo la memoria o las imágenes pasadas, sino que también considera el traspaso de la cultura y revitalizar día a día, llevando cada punto y tejido originario yagán a las manos de las nuevas generaciones de yaganes.

Patricia ha desplegado todo su talento y esfuerzo para poder finalizar su canasto, recordando una vez más y a estas nuevas generaciones la importancia de técnicas ancestrales de su pueblo.

Es así como, en el mes de marzo, la comunidad indígena yagán del archipiélago de Cabo de Hornos organizó la actividad denominada ‘’Cestería Yagán, Patrimonio Cultural’’, la que consistió básicamente en el trabajo de sus pequeños integrantes, en el aprendizaje del tejido de cestería en junco, apoyado por las cultoras, quienes manejan y son quienes preservan perfectamente estas técnicas de tejido en junco.

Son cerca de diez niños quienes pudieron perfeccionar y aprender durante un mes de sus madres y abuelas, desde la recolección, la preparación en el fuego de esta fibra vegetal, finalizando con el tejido en forma de canastos.

Los organizadores de la actividad manifestaron:  “Como comunidad indígena, no dudamos en la importancia de reforzar la identidad en nuestras generaciones futuras, el esfuerzo es cada vez mayor por los tiempos que corren, pero no se nos mueve un centímetro nuestro convencimiento que somos dueños de este territorio que requiere así como en todo el mundo reparar en la importancia de mantener una cultura viva como la nuestra, ya nos olvidamos del último o la última que nos impusieron por muchos años, hoy nuestros pequeños toman el junco y el mar para reforzar la cultura suya, la de pueblo originario yagán”.