Necrológicas
  • Florangel Alvarez Quezada
  • Odesa María Medur Didivic
  • Orlanda Baeza Becerra
Apela al libre ejercicio del periodismo y de la prensa

La Red presentará queja ante Comisión Interamericana de DD.HH. por presiones ‘anti-democráticas’ de Piñera

Por Agencias Jueves 15 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
300
Visitas

En lo que puede constituir otro duro golpe a la imagen internacional del gobierno de Sebastián Piñera, el canal La Red anunció que presentará ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) una queja por lo que considera intromisiones antidemocráticas de La Moneda en el libre ejercicio del periodismo y de la prensa.

“Esto básicamente se trata de poner límites, se pone un límite y se dice: esto no se está dispuesto a tolerar en una sociedad democrática”, afirmó el abogado Branislav Marelic en el programa ‘Mentiras Verdaderas’, instancia en que la estación televisiva dio a conocer el hecho. “Por tanto, esto se tiene que poner en conocimiento de las autoridades correspondientes, en este caso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

El caso que gatilló la decisión de La Red fue el fallido telefonazo de la asesora presidencial Magdalena Díaz al dueño de ese canal en Miami. A raíz de la entrevista al ex frentista Mauricio Hernández Norambuena que ‘Mentiras Verdaderas’ emitió el lunes 15 de marzo, Díaz llamó a un teléfono personal de Angel González, quien reside en Miami, para quejarse por la línea editorial de la estación televisiva desde la llegada de Víctor Gutiérrez como director ejecutivo.

“Su canal se fue a la izquierda”, transmitió a pedido del propio Presidente Piñera. “El daño que se le hace a la democracia con esta línea editorial es complicado pues genera divisiones en el país”, le dijo al propietario de Albavisión, que es ciudadano estadounidense de origen mexicano. Estos detalles fueron revelados por Interferencia en su artículo “Los entretelones de la polémica llamada de La Moneda al dueño de La Red”.

“Esto debería dar pie para hablar de la situación generalizada en Chile, porque lo que está en riesgo es la libertad de expresión”, afirmó Marelic a nuestro medio tras su aparición en el programa. “Lamentablemente días después pasó lo de Julio César Rodríguez y eso demuestra que la presión presidencial no es un caso aislado”.

En efecto, tal como reveló en exclusiva Interferencia, el Presidente llamó el miércoles 31 de marzo a Jorge Carey, un alto ejecutivo de Chilevisión, para quejarse de que el conductor del matinal hablara ese día de la “variante Piñera” en referencia a las erráticas medidas sanitarias del gobierno (ver: “Comentario de Julio César Rodríguez en matinal gatilla reclamo de Piñera a Chilevisión”).

Tras la publicación de ese artículo el sábado 10 de abril -y mientras el
hashtag ‘variante Piñera’ se posicionaba como el número uno en las redes sociales- la Secretaría de Comunicaciones (Secom) de La Moneda contactó a varias editoras y editores de prensa para convencerlos de publicar un desmentido del gobierno.

A los dos telefonazos fallidos a altos directivos de canales de TV -a los que tal vez se deban agregar otros aún desconocidos para la opinión pública- se suma el silencio presidencial ante el espionaje telefónico que el Ejército realizó a seis periodistas, entre ellos Mauricio Weibel, quien destapó el llamado Milicogate, y Pascale Bonnefoy, corresponsal en Chile de The New York Times y profesora de la Universidad de Chile. Hasta ahora La Moneda no se ha pronunciado al respecto.

Altas fuentes de La Red aseguran a este medio que éstos y otros casos de hostigamientos a la prensa también influenciaron la decisión de recurrir a la corte con sede en San José, Costa Rica. “Los periodistas y muchos reporteros gráficos han sufrido detenciones, algunos torturas, amenazas y llamadas de presión, esto ya parece dictadura”, afirma una de éstas. “¿Y quién acá en Chile hace algo? Nadie, nunca hacen nada con estos casos, nunca vemos justicia. La inteligencia militar, los carabineros… todos actúan con impunidad”.

Respecto a los antecedentes que la empresa de comunicaciones presentará a la Cidh, un ejecutivo del canal afirma que “queremos dejar al descubierto estas prácticas que ya parecen dictatoriales”. Y continúa: “Que Magdalena Díaz dé explicaciones de por qué aceptó hacer esa llamada, porque pudo negarse y no lo hizo. Atentó contra el libre ejercicio de la prensa a pedido del Presidente y eso debe explicarlo, si no es en Chile que sea en San José o en Washington”.

En tanto Branislav Marelic, que fue presidente del Instituto Nacional de Derechos Humanos, aseguró a nuestro medio que la intención de esta movida es “tratar de prevenir atentados y riesgos mayores a la prensa”, aunque no descarta que la Cidh incluso pueda llegar a realizar audiencias.

Interferencia