Necrológicas
  • Diego Alberto Vera Velásquez
  • Violeta María Sturiza Matic
  • Mauricio Bargetto Orellana
  • Filomena Sánchez Barría
  • Nancy Galáz Espinoza

Otra vez se viene el encierro

Por Juan Francisco Miranda Jueves 15 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
160
Visitas

El proceso de vacunación, exitoso en términos numéricos, no fue suficiente para alejar los riesgos de la pandemia por coronavirus. Quizás por la falsa sensación de seguridad generada por un proceso de vacunación que pelea los primeros lugares en el mundo, quizás por el entusiasmo de las autoridades de gobierno incluido el propio presidente en hacer la diferencia en nuestro barrio sudamericano, quizás por la evidente falta de empatía hacia quienes aún no se han vacunado de quienes participan y promueven encuentros masivos. Lo cierto es que volvemos a encerrarnos, porque la capacidad de camas críticas está reducida, y porque hubo aumentos en la positividad de los ensayos PCR.

Parece que no bastan las campañas comunicacionales, ni tampoco las cifras de muertos por los efectos de esta condición generada por un virus, que en plena revolución tecnológica nos vino a demostrar lo frágiles que somos como especie.

Pero también, junto con la demostración de insensatez de quienes se exponen, y exponen a otros a contagiarse, también seguimos observando que la premisa sigue siendo la de rascarse con las propias uñas. Para millones de chilenos, hoy la manera más eficaz y expedita de contar con recursos en tiempos de incertidumbre sigue siendo la de recurrir a los ahorros previsionales, ya que el tercer retiro del 10% cuenta con una amplia aprobación de los chilenos y chilenas.

A pesar de las nuevas medidas económicas promovidas por el gobierno, siguen siendo insuficientes para miles de trabajadores, en especial para quienes trabajan sin contratos, o como independientes, o de manera informal.

Hoy la incertidumbre vuelve a aparecer en el horizonte, en especial para quienes con mucho esfuerzo han intentado que sus emprendimientos sobrevivan la crisis económica más prolongada en las últimas décadas. Nuevamente, los tiempos difíciles son más difíciles para los que tienen menos herramientas y menos recursos. Nuevamente quienes tienen más, no conocen de crisis, ni de tiempos difíciles.

Espero que las nuevas restricciones impuestas por el cambio de fase no sean tan prolongadas, que se siga vacunando nuestra población, y que pronto empiecen a verse los efectos positivos de contar con una población vacunada y con ello, con menos de riesgo de morir por los efectos del coronavirus. Es necesario insistir, quizás en estos hubo una debilidad de la autoridad, al no resaltar con fuerza y de manera reiterativa que con la vacuna lo que se gana es que nuestro organismo se prepare de mejor manera para enfrentar al coronavirus, pero que no disminuye el riesgo de contagio, y que al no estar todos vacunados, quienes sí lo están, siguen siendo fuente de contagio para quienes aún no nos hemos podido vacunar.

Debemos insistir en la solidaridad, en la capacidad de ponerse en el lugar del otro, e insistir que lo más importante que tenemos son nuestras vidas, y que la vida debemos cuidarla. Quienes hemos perdido un ser querido, sabemos que la partida siempre duele y seguirá doliendo. Sabemos que no podemos retroceder el tiempo y disfrutarlo nuevamente con nuestros seres queridos que ya no están con nosotros. Por ello, creo necesario insistir que debemos cuidarnos y cuidar a quienes nos rodean. Creo necesario también insistir que la manera de salir lo más pronto posible de esta crisis sanitaria y económica es con la ayuda de todos, ya que ni el gobierno, ni una vacuna, ni un bono nos devolverá la sonrisa, la conversación, el afecto de un ser querido que ya no está con nosotros, y que no volverá a estarlo. A seguir cuidándose para pronto volver a sentir la libertad.